Los 5 mejores colchones para somieres articulados

No todos los colchones sirven para un somier articulado, por eso en esta guía te ayudamos a acertar en tu elección.

Productos analizados

9

Productos analizados

Tiempo invertido

23

Días invertidos

3

Evaluadores expertos

Opiniones usuarios

171

Opiniones revisadas

Publicado por:

Actualizado en:

Porque tienes movilidad reducida. Porque padeces una enfermedad que te hace pasar mucho tiempo en la cama. Porque te gusta disfrutar de una buena película o libro mientras estás en la cama. Son muchas las razones para decidirse por un somier articulado, casi tantas como colchones para poner sobre él.

Porque para disfrutar de un buen descanso no vale cualquier colchón, sino que es necesario un modelo que te permita exprimir las características de tu somier articulado sin sufrir en el intento.

Si no tienes muy claro qué colchón necesitas para tu cama articulada, vamos a enseñarte a elegir el modelo más adecuado y analizaremos para ti 5 de los mejores candidatos que vas a encontrar.

Colchón Kipli mini Kipli Mejor colchón para somier articulado Ver detalles Ver precio
Marcapiuma Marcapiuma Mejor opción calidad-precio Ver detalles Ver precio
Colchón Gerialife Gerialife Mejor opción barata Ver detalles Ver precio

5 claves para elegir tu colchón de cama articulada

  • Flexibilidad: es imprescindible para adaptarse a las diferentes posiciones del somier con facilidad pero sin deformarse, ya que van a estar expuestos a esfuerzos de tracción, compresión y flexión durante toda su vida útil.
  • Transpirabilidad: es fundamental, ya que previsiblemente vas a pasar bastante tiempo sobre este. Debe ser capaz de evitar que se acumule la humedad y contribuya a disipar el calor, de lo contrario podrían generarse hongos, favorecer la irritación de la piel y que aparezcan escaras.
  • Desenfundable: Con una buena funda extraíble, lavable y preferiblemente que sea impermeable. De este modo evitarás manchas que penetren en el colchón, manteniéndolo en buen estado por más tiempo.
  • Materiales de calidad: Pasando 8 horas de media al día, que un colchón esté hecho con materiales de calidad es importante, pero si pasas más tiempo se torna esencial. Y no es fácil, ya que ha de estar compuesto de un conjunto de capas que sea resistente, duradero, moderadamente firme y flexible.
  • Que no sea de muelles: Si después de leer los 4 puntos anteriores tenías en mente un modelo con núcleo de muelles, deséchalo. Se trata de colchones con un corazón duro y poco flexible que no soportan el movimiento en diferentes planos. Son más adecuados los de látex o núcleo de espuma blanda.
Tabla de contenidos

Los mejores colchones para somier articulado

Una apuesta por lo natural para quien busca la mejor calidad en descanso

El colchón Kipli está hecho de látex natural, un material que por sus características resulta de lo más adecuado para escenarios donde se requiera alta flexibilidad y resistencia, como un somier articulado.

  • Funda: algodón y lana (desenfundable)
  • Materiales: Látex 100% natural
  • Altura: 22 cm
  • Firmeza: media / media – alta

No obstante, también podrías usarlo en un somier laminado estándar, ya que no es per se un colchón específicamente diseñado para mayores, personas con reducida movilidad o enfermas.

Nos gusta que esté disponible en diferentes tamaños: desde la compacta versión de 70 cm de ancho para niños a opciones para matrimonios de hasta 180 cm, y por su correcta independencia de lechos, es una buena opción para parejas, ya que no hemos notado el movimiento del otro al dormir.

Pese a ser moderadamente grueso para usarlo en un somier articulado, nos ha sorprendido lo bien que se comporta este látex ante el movimiento en diferentes planos, tanto de forma inmediata como a lo largo del tiempo.

La guinda del pastel es que, además, este colchón ofrece 7 zonas de confort para mejorar tu ergonomía mientras estás en la cama.

Diseño y materiales transpirables

Mientras muchos colchones de látex están hechos de derivados del petróleo al ser sintéticos, el Kipli es un colchón que mima los orígenes y los detalles y está compuesto por látex 100% natural.

Así la composición de este colchón es simple pero de materiales de calidad y naturales ofreciendo transpirabilidad, buena adaptación al movimiento y las formas del cuerpo y cuidando de tu piel.

El látex es un material caluroso, pero el Kipli se esfuerza por mejorar la regulación de la temperatura. Así, la estructura de panal del látex permite una mejor circulación del aire.

Su funda de algodón y lana es de materiales naturales biodegradables y está cosida a mano. Es resistente y suave, apta para las pieles más delicadas, y su tacto nos ha parecido agradable.

Nos gusta que, además, sea extraíble y se pueda lavar en lavadora hasta 30ºC. Pero si va a ser un colchón para alguien que necesita cuidados en la cama, debes tener en cuenta que no es impermeable y deberás buscar una funda para ello.

Nos gusta que, además, sea extraíble y se pueda lavar en lavadora hasta 30ºC.

Pero si va a ser un colchón para alguien que necesita cuidados en la cama, debes tener en cuenta que no es impermeable y deberás buscar una funda para ello.

Como es íntegramente de látex natural y cuenta con tratamientos antibacterianos y antiácaros, será una buena opción para personas con alergias o asma.

La vida útil del látex es larga, así que puedes estar tranquilo ante uso intensivo, ya que aguantará 15 años sin problema. Además dispone de una garantía extendida de 10 años y dispones de 100 noches para probarlo. Eso sí, desde que lo compras hasta que llega a tu casa pueden transcurrir unas dos semanas.

Otro aspecto a considerar antes de decantarse por este colchón es que no es precisamente barato. Y es que en general, los colchones de látex suelen tener un precio más elevado – especialmente si es de origen natural – pero considera también que se trata de un material de alta calidad, por lo que es una buena inversión a medio-largo plazo.

En el siguiente vídeo encontrarás un unboxing completo con análisis y opinión del colchón Kipli:

Firmeza
Transpirabilidad
Adaptabilidad

Las ventajas del látex a un precio más asequible

El látex es el mejor material para un colchón para camas articuladas y te sorprenderá saber que hay opciones tan interesantes en calidad precio como el colchón de la firma italiana Marcapiuma.

  • Funda: algodón (desenfundable)
  • Materiales: látex
  • Altura: 20 cm
  • Firmeza: media

Y es que aunque no es un colchón barato en comparación con otros modelos analizados, si para ti es importante que sea de látex por las ventajas que ofrece, creemos que será una buena inversión, aunque ten en cuenta que es sintético.

Así te aseguras la flexibilidad y la resistencia del látex, ideal para que puedas regular tu cama articulada a tu gusto sin miedo a que se deforme.

Nos gusta la amplia horquilla de dimensiones disponibles, desde tamaños individuales y compactos a opciones para matrimonios. Nos gusta que cuente con 4 asas, lo que nos ha facilitado mucho darle la vuelta e incluso trasladarlo.

Adaptabilidad y comodidad

Su estructura cuenta con 7 zonas de alta densidad que se adaptan como anillo al dedo a los diferentes planos de una cama articulada y sus perforaciones contribuyen a mejorar su durabilidad, la distribución del peso y a favorecer la circulación de aire.

Este es un colchón con firmeza media, lo que se traduce en una agradable sensación de acogida además de favorecer una posición ergonómica de tu cuerpo. Teniendo en cuenta su firmeza, no es la mejor opción para personas robustas porque podría no ofrecer un soporte correcto y se hundirían en exceso.

Si vas a pasar mucho tiempo en la cama, especialmente si es por necesidad, agradecerás los tratamientos y las certificaciones que tiene este colchón ya que:

  • El látex es un material agradable para uso continuado y además este cuenta con certificaciones de calidad como la EuroLatex, LGA Quality, Oeko-Tex Standard 100 clase 1 y la ISO 9001. Eso sí, se trata de látex sintético.
  • La funda es hipoalergénica, antiácaros, antibacteriana y transpirable, para minimizar el riesgo de posibles afecciones cutáneas.

Nos ha gustado que tras sacar la funda, podamos lavarla a una temperatura relativamente alta (hasta a 60ºC) para una limpieza más en profundidad. Hemos podido sacarla fácilmente gracias a la cremallera en sus 4 lados y las asas que tiene.

Pero echamos en falta que sea impermeable, una característica muy útil si es necesario comer en la cama o si hay problemas de incontinencia.

Funda hipoalergénica

1 of 2

Látex

2 of 2
Firmeza
Transpirabilidad
Adaptabilidad

Un colchón de una marca líder ideal para climas calurosos

Con el Art18 Nova no tenemos que presentarte una marca nueva para ti, porque Pikolin es toda una institución dentro del mundo del descanso.

  • Funda: strech (no desenfundable)
  • Materiales: Confortcel, poliéster y espuma HR
  • Altura: 18,5 cm
  • Firmeza: media-alta

La firma zaragozana cuenta con un amplio abanico de soluciones en cuanto a prestaciones, dimensiones y necesidades como la de encontrar el colchón perfecto para un somier articulado con este candidato.

Una de las ventajas de este modelo es que lo vas a encontrar en diferentes tamaños, ideal tanto si lo quieres para una cama más estrecha de lo normal, una doble o simple y llanamente necesitas un colchón de 90 cm de ancho pero de 2 metros de largo para una persona alta.

Diseño innovador a prueba de climas cálidos

Nos ha sorprendido lo innovador de esta estructura, que resulta de lo más adecuada para una cama articulada. Uno de sus puntos fuertes es la calidad de los materiales empleados, recomendables para uso intensivo.

  • El núcleo es de ConfortCel, una espuma HR que ofrece un equilibrio entre flexibilidad y resistencia. Si dormías en un colchón blando, puede resultarte algo duro al principio. Pero en cuanto te acostumbres, agradecerás el soporte que ofrece, ideal para mantener una buena postura.
  • El resto de capas que conforman el colchón están hechas de viscofoam y poliéter, un conjunto interesante por la sensación de acogida que ofrecen, adaptándose al cuerpo, amortiguando y distribuyendo adecuadamente la presión.
  • Su firmeza es media alta gracias a que el núcleo de este colchón es de espuma HR, aportando un buen soporte.

Teniendo en cuenta que los colchones de muelles ensacados son los más transpirables pero no se pueden usar en camas articuladas, la composición de este Pikolín puede ser una buena opción para climas cálidos. Y es que la espuma de la capa Confortcel está diseñada para mejorar la transpirabilidad, así como su funda de tejido strech, aunque no es impermeable.

Nos gusta que cuente con una triple capa protectora antiácaros, hongos y bacterias, porque la posibilidad de que se produzcan irritaciones en la piel o reacciones alérgicas es menor.

Ojo porque su funda no puede extraerse para lavarla, algo que puede dificultar el mantenimiento y la higiene del colchón, y que resulta especialmente importante si vas a usarlo de forma intensiva, por ejemplo para una persona enferma y/o de avanzada edad.

El Pikolin Art18 Nova no es precisamente un colchón barato, pero cuentas con la confianza que da apostar por la experiencia de una marca líder.

Funda con tejido stretch

1 of 5

Fibercel®

2 of 5

Núcleo ConfortCel®

3 of 5

Funda interior

4 of 5

Triple Barrera®

5 of 5
Firmeza
Transpirabilidad
Adaptabilidad

Un colchón barato con alta adaptabilidad y confort

Aunque la tecnología que hay detrás de una cama articulada te puede hacer temblar pensando en tu cartera, la realidad es que hay colchones idóneos y low cost para tu somier articulado como este Ferlex.

  • Funda: Tencel (desenfundable)
  • Materiales: viscoelástico y espuma
  • Altura: 20 cm
  • Firmeza: media

Este es un colchón disponible en diferentes dimensiones aunque siempre en tamaño individual, desde 80 x 190 cm para quienes tengan un somier pequeño hasta 105 cm x 2 metros, para personas grandes que gusten de tener bien de espacio para moverse.

La estructura de este colchón está compuesta por un núcleo de 14 cm de espuma y una generosa capa viscoelástica de 6 cm. Así, mientras el núcleo proporciona soporte, la capa de visco se adapta a las formas de tu cuerpo y distribuye tu peso uniformemente.

La visco es un material que, por sus buenas propiedades y alta calidad, suele encarecer los colchones. En este sentido, nos ha sorprendido su atractivo precio habida cuenta del grosor de esta capa.

Destaca por su adaptabilidad

El conjunto destaca por su flexibilidad, de modo que puedas usarlo tanto en una cama estándar como en un somier articulado, permitiendo los diferentes ajustes sin que su estructura interna sufra.

Dos apuntes importantes sobre la experiencia que ofrece este colchón:

  • Nos gusta la adaptación progresiva que ofrece la visco, lo que se conoce como “efecto memoria”, porque se ajusta al cuerpo y te ayuda a tener una buena postura. Así evita que se concentre la presión en zonas como hombros y caderas, lo que a la larga se traduciría en dolores o en escaras.
  • Su firmeza media no la recomendamos para personas robustas porque podrían hundirse demasiado y resultar incómodo, así como, a la larga, terminaría deformándose.

Aunque la funda no es impermeable, es una buena opción para personas que pasan mucho tiempo en la cama, por sus propiedades antialérgicas y antibacterianas y su tacto agradable.

Asimismo favorece la transpirabilidad y la regulación de temperatura y puedes extraerla y echarla a la lavadora cuando sea necesario sin preocuparte por su deterioro, ya que está hecha para durar.

Nos da un extra de confianza que esté fabricado en España, ya que cumple con los estándares de calidad.

Firmeza
Transpirabilidad
Adaptabilidad

Un colchón asequible ideal para personas mayores

Teniendo en cuenta que las personas mayores son a menudo usuarias de camas articuladas, existen modelos específicos para ellos: es el caso de este Gerialife, que además es de lo más competente en calidad precio.

  • Funda: Sanipur (impermeable y desenfundable)
  • Materiales: viscoelástico y espuma
  • Altura: 15 cm
  • Firmeza: media

Está disponible en diferentes tamaños para uso individual, el más habitual para este tipo de camas. Así, si eres una persona alta o te gusta dar vueltas, siempre puedes apostar por el modelo de 105 cm de ancho y 200 cm de largo. Eso sí, por estructura y su grosor de 15 cm, este es un colchón adecuado para personas más bien delgadas.

Este es un colchón que combina una capa de 5 cm de viscoelástica con un núcleo de espuma, una combinación que se siente muy agradable porque logra adaptarse al movimiento de un somier articulado y al cuerpo, ya que el efecto memoria de la visco actúa distribuyendo uniformemente la presión ejercida por el peso.

Nos gusta que este modelo esté disponible con diferentes capas de visco, algo que te puede permitir ahorrar algo de dinero si por ejemplo eliges la que tiene 3 cm o directamente la que no tiene, o si crees que tu cuerpo necesita un extra de confort y adaptación con el de 6 cm.

Diseñado para mayores

No solo es un colchón diseñado para somieres articulados, sino que es específicamente para personas mayores y sus necesidades, favoreciendo la circulación sanguínea y minimizando dolores óseos, musculares y articulares para un descanso óptimo.

La firmeza del colchón Gerialife es media, por lo que es fácil que te sientas arropado y confortable cuando te tumbes. Ten en cuenta que, como avisábamos más arriba, es un modelo indicado para personas delgadas y no robustas, ya que aunque se adapte bien a las camas articuladas, podría deformarse con el paso del tiempo.

Que sea un colchón geriátrico también se nota en su funda, uno de los elementos que más nos ha gustado:

  • Se extrae con facilidad para que puedas limpiarla.
  • Es impermeable para evitar que la humedad estropee el colchón.
  • Puedes esterilizarla a 95ºC para una máxima higienización, lo que nos parece interesante para residencias y otros centros de mayores donde la cama puede ser usada por varias personas.

Nos da confianza que la funda permita la esterilización, porque es una garantía para evitar la proliferación de infecciones fruto de microorganismos. Como además es hipoalergénico, el resultado es que este colchón en su conjunto minimiza los efectos de las largas estancias en cama.

Capas colchón Gerialife

Espuma

1 of 3

Funda impermeable

2 of 3

Viscoelástica

3 of 3
Firmeza
Transpirabilidad
Adaptabilidad

Comparativa de los mejores colchones

En esta tabla encontrarás la comparativa de los mejores colchones para somieres articulados que hemos analizado.

Nota: si ves la tabla en móvil, desplázala con el dedo para ver todo su contenido.

Modelo Material Funda Firmeza Altura
Kipli
Kipli
Látex 100% natural Algodón y lana (desenfundable) Media y media-alta 22 cm Ver precio
Marcapiuma
Marcapiuma
Látex sintético Algodón (desenfundable) Media 20 cm Ver precio
Emma
Pikolin Nova
Confortcel, poliéster y viscofoam Strech (no desenfundable) Media-alta 18,5 cm Ver precio
Ferlex
Ferlex
Viscoelástica y espuma Tencel (no desenfundable) Media-alta 20 cm Ver precio
Gerialife
Gerialife
Viscoelástica y espuma Sanipur (impermeable y desenfundable) Media 15 cm Ver precio

Modelos recomendados

Finalmente, estos son los modelos que te recomendamos según tus necesidades y presupuesto:

Mejor colchón para somier articulado en calidad precio

Si no renuncias a las ventajas del látex, has de saber que hay colchones que te sorprenderán por sus prestaciones y por su precio como este. Nos gusta lo bien que se adapta al cuerpo, el equilibrio entre firmeza y confort y que su diseño favorece la transpirabilidad, 3 características que te convencerán si pasas mucho tiempo tumbado.

Mejor colchón para somier articulado

Si el dinero no es un problema, la comodidad, el soporte y lo bien que se adapta tanto a tu cuerpo como a los somieres articulados de este colchón hará que, aunque tengas que estar mucho tiempo tumbado, la experiencia sea un placer.

No es barato, pero es una compra maestra para uso intensivo a largo plazo.

Mejor colchón para somier articulado barato

Porque tener una cama articulada no tiene por qué ser un lujo, especialmente cuando es una necesidad, este modelo da la talla a un módico precio. Nos ha gustado especialmente lo higiénico que es, con una funda a prueba de horas y horas de uso y de percances. Así, será una buena opción para personas mayores, con movilidad reducida o que deben pasar una temporada en cama.

Guía de compra

Si acertar comprando un colchón es un mundo, si le añadimos la variable de que tu somier es articulado, la búsqueda se complica. Pero no desesperes porque en esta guía de compra te explicamos cómo acertar en tu elección.

Flexibilidad

Si hay una característica imprescindible en un colchón para somieres articulados es la flexibilidad, la capacidad para doblarse sin que sufra daños en su estructura ni deformaciones, ni de forma inmediata, ni a medio o largo plazo.

Aquí somos claros: la mejor elección son los modelos de látex, especialmente si es 100% natural. Pero existen otros materiales interesantes para un colchón para cama articulada:

  • Los colchones de espuma. Son ligeros, económicos y ofrecen un buen comportamiento.
  • Incluso los colchones hinchables pueden actuar adecuadamente con un somier articulado, gracias a que su estructura está dividida en diferentes zonas.

Transpirabilidad

Si necesitas una cama articulada es porque seguramente vas a pasar mucho tiempo en ella. Así que es fundamental que resulte lo más cómoda posible. Pero por cuestiones de salud y confort resulta imprescindible que tu colchón proporcione una alta transpirabilidad.

En un colchón se origina calor y humedad en contacto con el cuerpo, dos condiciones idóneas para la proliferación de microorganismos insalubres que pueden provocarte desde afecciones cutáneas como hongos o el agravamiento de otras lesiones y problemas, como las escaras.

Transpirabilidad

Para evitarlo, el colchón debe ser capaz de facilitar la disipación del calor y evitar que la humedad penetre. ¿Cómo? La clave está en los materiales de sus capas.

Desde el punto de vista de la transpirabilidad y la circulación del aire, lo ideal son los muelles ensacados, pero no son aptos para las camas articuladas. Por otro lado, el látex y la visco, que son altamente flexibles y los más adecuados para este tipo de somieres, dan más calor. Por eso es importante que este tipo de materiales tengan tratamientos termorreguladores y será clave el diseño de su funda, que puede potenciar la transpirabilidad.

En este sentido, busca fibras naturales que proporcionan una sensación de frescor o elementos como microperforaciones o tejido en forma de malla 3D que ayudan a que corra el aire.

Ojo con la funda

Quienes duermen en una cama articulada suelen pasar mucho tiempo en ella, por problemas de salud y/o movilidad reducida. Así, es imprescindible que la funda sea extraíble para realizar su mantenimiento. Idealmente, lavando en la lavadora de casa a altas temperaturas, pero también los hay con opción de lavado en seco e incluso que permiten su esterilización a 95 grados.

Funda impermeable colchón

Para evitar que la suciedad penetre en el colchón, es interesante que la funda sea impermeable, ya que pueden suceder “accidentes”, por ejemplo si la persona come en la cama o si padece de incontinencia. ¿Y si no lo es? No pasa nada, siempre puedes colocar una funda protectora impermeable extra.

Tratamientos extra

Hemos hablado largo y tendido de las necesidades particulares de quien pasa mucho tiempo en la cama, pero quédate con algo: han de estar cómodas, minimizar sus posibles dolencias y evitar que su estado de salud empeore, algo que de hecho puede suceder simplemente por la exposición prolongada de su piel con la cama.

Ropa de cama al margen, los colchones para somieres articulares suelen disponer de tratamientos extra que le confieren cualidades para el cuidado de la piel:

  • Hipoalergénicos, permitiendo a las personas alérgicas poder usar los colchones sin riesgo.
  • Antiácaros, evitando la proliferación de estos microarácnidos cuyo hábitat natural son entornos como las camas.
  • Antihongos, especialmente interesante si vives en zonas húmedas o si el colchón es de látex.
  • Antibacteriano, ojo porque las bacterias pueden causar destrozos en la salud de una persona débil.

Firmeza

La firmeza es un factor importante para que tu descanso sea reparador, pero esta es una cuestión que depende de muchos factores, desde aspectos tan subjetivos como tus gustos y posturas preferidas como tu edad o tu peso.

No obstante, un par de trucos para acertar:

  • En caso de duda, mejor apostar por un colchón de firmeza media o media alta para el usuario medio.
  • Si eres una persona robusta (90 kg o más), entonces elige colchones de firmeza media alta como mínimo.

Aún así, te recomendamos que aproveches los periodos de prueba para cerciorarte en tu elección.

¿Y los colchones de firmeza baja? Son indicados para uso infantil o para jóvenes, públicos generalmente excepcionales para una cama articulada.

Respecto a los colchones para somieres articulados, si la persona tiene que estar mucho tiempo en la cama, lo ideal es que el modelo no sea ni muy duro ni muy blando.

El equilibrio está próximo a la firmeza media.

Ten en cuenta que si la persona no padece dolencias y simplemente quiere el colchón por comodidad, el margen es mayor, pero piensa que si optas por un modelo de firmeza alta, dificultaría la flexibilidad en los cambios de posiciones del somier.

Grosor

Lo normal en una cama articulada es que esta sea individual (aunque incluso en este formato hay variaciones de tamaño más allá del clásico colchón de 90 cm), pero hay una dimensión que cobra especial importancia: el grosor.

Si ya has comprado un colchón antes probablemente te sorprenda que los modelos para somieres articulados sean menos gruesos de lo que es “normal”. Esto tiene su explicación: cuanto más gruesos sean, más resistencia presentarán frente al doblado y en una cama articulada, tienen que poder doblarse bien para ajustarse a las posiciones de la cama.

El colchón ideal para un somier articulado ronda los 20 cm de grosor. Al verlo más fino, puedes pensar que es más endeble, pero nada más lejos de la realidad: sus materiales y la tecnología empleada en ellos los hace óptimos para el descanso, soportando los doblamientos sin deformaciones

Además, que sean relativamente finos ofrece otras ventajas, como que son también más ligeros, ideal tanto para envíos como para manejarlos (para cambiarlos de lugar, darles la vuelta o, simplemente, para higienizarlos).

Durabilidad y confort

Los colchones para somieres articulados están expuestos a mayor desgaste que los modelos para camas normales y corrientes.

Primero, porque han de soportar los cambios de posición de la cama en diferentes planos y, segundo, porque probablemente sus usuarios van a pasar más tiempo en él que las 8 horas de rigor.

Somier articulado Flex pack

Por este motivo la elección de un modelo hecho con materiales de calidad y alta durabilidad cobra especial importancia, como es el látex 100% natural.

Si pasas más tiempo en la cama de lo que es habitual o padeces de alguna dolencia, que resulte lo más confortable posible es una característica que agradecerás. Si lo usas por “placer”, tampoco está de más que tengas en cuenta este punto.

Aunque la comodidad puede resultar algo subjetivo y difícil de cuantificar, entre los requisitos deseables de los colchones para somieres articulados interesan aquellos que favorezcan la circulación, se ajusten a las curvas de nuestro cuerpo, minimicen la posibilidad de calambres, reduzca los puntos de presión y, en definitiva, que nos inviten a mantener una postura ergonómica.

Preguntas frecuentes

De forma general, los colchones de látex son la mejor opción para una cama articulada por ser un material de alta flexibilidad. Eso sí, siempre y cuando vayan acompañados por una funda adecuada que favorezca la transpirabilidad, una característica de la que adolece este material per se.

Es un tipo de colchón especialmente indicado para camas articuladas, es decir, que permitan su movimiento en diferentes planos. No es que sea “articulado”, sino que ofrece la flexibilidad suficiente como para adaptarse a estos movimientos de forma regular sin sufrir deformaciones.

Se trata de un somier de láminas con una estructura tal que lo divide en varios planos, los cuales pueden ajustarse de forma individual. Resultan especialmente interesantes para personas que pasan mucho tiempo en la cama, como mayores, con movilidad reducida y/o con problemas de salud.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

También te podría interesar:

Somier articulado Destacada

Los 5 mejores somieres articulados

Si quieres un somier articulado y no sabes ni por …

Leer más →

Los 10 mejores colchones en calidad-precio de 2022

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad …

Leer más →
Destacada general somieres BdD-original

Los 5 mejores somieres de 135x190cm de 2022

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad …

Leer más →
Ir arriba