Los 10 mejores toppers viscoelásticos de 2021

¿Tu colchón no te convence? Si acabas de comprarlo y no has acertado al 100%, o si tienes que jubilarlo pero no puedes invertir ahora mismo en uno nuevo, una solución intermedia es hacerte con un topper de colchón. Te presentamos los mejores a la venta según nuestro análisis y la opinión de los usuarios.

Lo habrás visto como topper de colchón, sobrecolchón o colchoncillo, y quizá aún no sepas muy bien qué es. Lo cierto es que el uso de toppers no es todavía muy habitual… aunque esta tendencia está cambiando y ya puedes verlos tanto en casas particulares como en hoteles o alojamientos turísticos.

Un topper es una pieza mullida que se coloca sobre el colchón para hacerlo más o menos blando, protegiéndolo además de la suciedad y el desgaste. Pero, ¡puedes sacarle aún más partido! Te lo explicamos con más detalle en la guía de compra.

Un topper es una solución rápida y sencilla para conseguir ese toque de comodidad que estás echando de menos. Y eso sin gastar demasiado, mucho menos que invertir en un colchón nuevo. 

Si es la primera vez que te enfrentas a esta decisión, verás muchos modelos en el mercado. Por lo que hemos seleccionado los toppers que nos parecen más interesantes de la oferta actual online.

imperial confort n2 Imperial Confort El mejor topper calidad-precio Ver detalles Ver precio
Bedsure mini Bedsure El mejor topper barato Ver detalles Ver precio
Recci mini Recci El mejor topper para cama de matrimonio Ver detalles Ver precio

¿Cómo escoger el topper adecuado? En seguida entramos en profundidad en modelos y características concretas, pero quédate con estos 5 puntos clave en los que deberías fijarte:

  1. Materiales: Pueden ser sintéticos como la fibra, la espuma o la viscoelástica, o también fabricados con materiales naturales como pluma, plumón, lana, bambú o látex.
  2. Densidad: Se mide en kilogramos por metro cúbico. Las densidades más altas suelen ser señal de más calidad y son las indicadas para un uso más continuado o intensivo. Son, a su vez, algo más caras.
  3. Transpirabilidad: Importante para que el topper esté siempre bien ventilado, no acumule ácaros y se conserve en condiciones óptimas.
  4. Grosor: Hay un abanico entre los 5 y los 10 cm, como media. Nuestra recomendación es poner un mínimo de 6 cm para que la presión del cuerpo no aplaste el topper hasta que toque el colchón, que es lo que se desea evitar. Aunque la calidad no está solo en más centímetros, sino en una combinación de funcionalidades.
  5. Termorregulación: Según los materiales de los que esté hecho, el topper puede añadir al descanso un extra de calidez o de frescor. Esto puede ser importante para algunos usuarios, que justamente buscan variar la sensación térmica que les da su colchón.

Además, hemos preparado una tabla comparativa y una amplia guía de compra con todas las indicaciones. Para que conozcas a fondo qué es un topper, qué puedes esperar de él y cómo elegir el que te conviene.

Tabla de contenidos

Los 10 mejores toppers viscoelásticos de 2021

Aquí tienes los modelos de topper que más nos han convencido, según nuestras pruebas y las opiniones de los usuarios.

Mejor topper de colchón básico

Este colchoncillo te da todas las características estándar a un buen precio. Si no puedes invertir mucho o desconoces si te adaptas a la viscoelástica, empieza por algo asequible.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 7 cm
  • Funda: 60% poliéster / 40% rayón

El punto fuerte de este topper de AmazonBasics es lo que te ofrece a un precio asequible: un colchoncillo muy correcto, con todas las ventajas de la viscoelástica, y con una funda extraíble y lavable.

Si profundizamos un poco más, verás que sus materiales cuentan con dos certificados: CertiPur-EU y OEKO-TEX. O sea, que la calidad de la espuma y la funda están garantizadas, y que el producto se ha elaborado de forma sostenible.

Sin sustancias nocivas

Eso sí, no esperes tratamiento hipoalergénico ni antiácaros: este topper es una versión básica. De todos modos, Amazon asegura que ni la espuma ni la funda contienen sustancias nocivas que puedan inhalarse, por lo que los alérgicos pueden dormir sobre él con tranquilidad.

Además de lavable, la funda es agradable al tacto y transpirable, elaborada con un 60% de poliéster y un 40% de rayón. El lateral es de rejilla, lo que ayuda a que la espuma viscoelástica se ventile mejor y permanezca seca.

Diferentes medidas

También, puedes elegir entre muchas medidas diferentes para adaptarlo a tu cama, aunque todas sus versiones tienen 7 centímetros de grosor. Es un grosor bastante grande, casi como un segundo colchón, que aísla mucho de la superficie en la que esté apoyado. 

Es bastante voluminoso y, quizá, por eso el fabricante ha optado por no incluir ningún tipo de enganche o sujeción al colchón. Se da por hecho que con su peso ya no se moverá, y en principio así es… aunque no costaba nada añadir unas sencillas gomas para asegurarlo. 

Por su relación calidad-precio, es una gran opción para una segunda residencia. Así apuras un poco ese colchón que solo usas de vez en cuando.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El mejor topper con efecto antiestrés

Una espuma densa y a la vez envolvente, consigue relajar tu cuerpo para ayudarte a conciliar el mejor sueño.

  • Material: viscoelástica con viscofresh
  • Grosor: 5 cm
  • Funda: tejido elástico de alto gramaje

Si buscas una espuma firme pero no dura y con las propiedades de presión personalizada que aporta la viscoelástica, este topper de Duérmete debe entrar en tus valoraciones. 

La espuma tiene buena consistencia y ha sido mejorada con un viscogel con efecto antiestrés. Se trata de biopartículas de gel que se adaptan a tu cuerpo para que puedas relajar la postura al máximo. 

Sin embargo, que no te despiste el nombre viscofresh: no es una espuma especialmente fresca, ni te ayudará a bajar la temperatura en las noches de verano.

Entre sus ventajas, este topper también te ofrece:

  • Densidad de la espuma de 65 kg/m3, de las más altas que hemos encontrado.
  • Grosor de 5 cm, suficientes para aislarnos del colchón y aprovechar todas las cualidades del topper; y, a la vez, con la flexibilidad suficiente como para que puedas enrollarlo para llevarlo de viaje o guardarlo en un armario alto. 
  • Cuatro gomas anchas para fijar el topper al colchón y que no se mueva. 
  • Funda extraíble y lavable, con doble cara. La superior es de tejido elástico de alto gramaje con un tratamiento healthcare que resulta agradable a tu piel. La parte que va contra el colchón es de un tejido altamente transpirable. En general, es una funda muy resistente.

La viscoelástica interior no tiene ningún tratamiento añadido, pero sí la funda exterior: repele los ácaros y las bacterias, y evita la electricidad estática. Intenta espaciar los lavados para que no pierda estas propiedades. 

Disponible en todos los tamaños (incluidos queen y king size), el topper Duérmete es una buena opción si necesitas reforzar la dureza de un colchón ya viejo.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El mejor topper para moverte en la cama sin molestar al de al lado

El topper Bedsure tiene un patrón de formas característico que absorbe los movimientos y te ayuda a relajar el cuerpo.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 7 cm
  • Funda: Sintética transpirable

Si quitas la funda del topper de Bedsure, te llamará la atención su espuma formada por círculos concéntricos, zig zags de diferentes alturas e incluso pequeños valles y montañas.

La marca ha diseñado este sobrecolchón con siete zonas diferentes para relajar cada parte del cuerpo y, además, minimizar el impacto de tus movimientos, si compartes la cama con alguien.

Nos ha sorprendido que no tenga una amplia variedad de medidas, pero cuenta con las básicas: 90×190, 135×190 y 150×190 cm. 

Si eres de los que pasan calor por la noche, fíjate en este Bedsure: la viscoelástica está tratada para aumentar la transpirabilidad y, su diseño, al no ser plano, aumenta el flujo de aire.

Pero eso no es todo:

  • Espuma con la garantía de CertiPUR US, que indica que es sostenible y está fabricada sin productos químicos nocivos.
  • Con tratamiento antiestático, para evitar calambres molestos con el movimiento.
  • Funda hipoalergénica. Es extraíble y lavable, con cremallera en forma de L para que sea fácilmente desenfundable, y con antideslizante por la cara que va contra el colchón (pero sin enganches). 

Lo cierto es que la sensación al tumbarte es “de nube”, con la dosis justa de dureza y adaptabilidad. Pero como cada uno tiene sus gustos al dormir, lo mejor es que pruebes directamente el topper. Para ello, Bedsure ofrece 30 noches de prueba.Si en ese tiempo no te convence, puedes devolverlo sin problemas. 

Este topper de Bedsure es una buena opción si quieres convertir un colchón muy duro en una cama mullida, puesto que es sumamente blando y adaptable.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El mejor topper relajante

Un topper de viscoelástica de buena calidad con un suave y relajante aroma a lavanda.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 5 cm
  • Funda: sintética transpirable

BedStory apuesta por una mezcla de espuma viscoelástica de memoria que se adapta al cuerpo, en la que ha introducido olor a lavanda.

En aromaterapia, la lavanda tiene un efecto relajante y terapéutico, que ayuda a combatir el insomnio, por lo que mucha gente pone un difusor con este olor en la habitación antes de acostarse. Pues aquí ya lo tienes de serie.

Esto tiene muchos pros (entre otros, elimina el típico olor “a cerrado” de la viscoelástica en los primeros días), pero un contra: si no te gusta este olor, mejor que descartes este topper por mucho que te convenzan sus otras características:

  • Espuma agujereada para facilitar la ventilación.
  • La funda es extraíble y lavable. Está tratada para ser hipoalergénica y antiácaros.
  • El textil de la funda está certificado con CertiPUR US. Tiene una cara superior más transpirable y otra antideslizante que va contra el colchón.
  • Está fabricado en China, con los estándares de calidad que rigen en el país. Tenlo en cuenta si eres de los que se fijan en las certificaciones europeas.
  • Sujeción al colchón mediante gomas en los extremos.
  • Garantía de 3 años, de las más altas del mercado.

BedStory tiene además otro modelo de topper, solo para camas de 90 cm de ancho, en el que se ha prescindido de la lavanda y se ha usado bambú 100% natural en la espuma viscoelástica.

Con esto se logra neutralizar olores, eliminar el exceso de humedad e incrementar el poder antiácaros, además de que viene en un color gris muy sufrido.

Si nos quedamos con el topper de lavanda, está disponible en varias medidas, y además es muy económico. Una gran opción para personalizar tu cama doble, por ejemplo, en un piso de estudiantes o de alquiler.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El topper más duradero

Si ya tienes claro lo que buscas y quieres que te dure muchos años, este topper está realizado en materiales de calidad, resistentes e indeformables.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 6 cm
  • Funda: acrílico transpirable

Si estás buscando un topper para que te dure mucho tiempo, quizá no te importe pagar un poco más por este Viewstar, sabiendo que te acompañará durante muchas noches. 

A simple vista, sus características no son muy diferentes a otros toppers de esta lista, pero quédate con esta idea: durabilidad.

Material

El material es espuma viscoelástica con memoria, que se curva acompañando la forma de tu cuerpo. La densidad es especialmente alta: 60 kg/m3, así que tenemos un topper muy firme, sin perder la suavidad típica de este tipo de materiales. 

Una vez te levantas de la cama, el topper recupera su forma sin problemas. De hecho puedes, guardarlo enrollado en un armario sin que se deforme, porque tiene una alta elasticidad.

Transpirabilidad

Préstale atención si vives en un clima cálido, especialmente en verano, ya que la espuma no responde demasiado a los cambios de temperatura y, por lo tanto, no transfiere el calor. Lo agradecerás cuando no pases calor por la noche.

Como refuerzo, la funda está hecha en tejido transpirable, para que la espuma respire y dure más. 

La funda se quita mediante una cremallera para lavar a máquina a menos de 40°C. Es una pena que no disponga de gomas para fijar el topper al colchón, algo que se echa en falta.

Certificaciones

El conjunto cuenta con el certificado CertiPUR-EU que garantiza que la espuma es segura para la salud y se ha elaborado cuidando el medio ambiente. Pero, no tiene ningún tratamiento adicional antiácaros o hipoalergénico. 

También tiene el certificado OEKO-TEX® que indica que no tiene sustancias nocivas en el textil de la funda ni en sus fases de producción.

El Viewstar está disponible en los tamaños estándar de cama. A cambio, si estás pensando en usarlo para un sofá, mira bien que encaje con la medida que necesitas.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El mejor topper extrafino

Un topper mullido que no eleva mucho la altura de tu colchón.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 4 cm
  • Funda: tejido elástico de doble cara

La marca de este colchoncillo no puede ser más sugerente: “Mi cama me llama” hace honor a su nombre y te ofrece un topper fino y mullido, en el que apetece tumbarse.

Cuando ya tienes el colchón (aunque sea antiguo) y la ropa de cama, añadir unos cuantos centímetros de grosor puede ser un engorro. Ahí es cuando la sábana bajera no da más de sí y tienes que estirarla a la fuerza… o pensar en comprar otras sábanas nuevas.

También puede ser que solo quieras el topper para un sofá cuando se queda alguien a dormir, y luego tienes que guardarlo. En ese caso, uno o dos centímetros de diferencia se notan. O también si quieres algo para una autocaravana o camping, donde el espacio es limitado.

Tamaño

La solución evidente es un topper más delgado, pero que sea bueno de verdad. 

El de “Mi cama me llama” tiene un grosor de 4 centímetros, un poco escaso en algunos topper pero en este modelo es grosor suficiente para que notes todos los beneficios de su espuma viscoelástica de 55 kg/m3 de densidad.

Firmeza

Al tacto es un poco blando, tenlo en cuenta si prefieres una dureza alta. Pero en general, le da a cada cuerpo la presión que necesita, y es adecuado si dos personas de fisionomía diferentes duermen sobre el mismo topper.

Además, es termo sensible, con lo cual responde bien en climas cálidos. 

El topper está fabricado en España con materiales del país, por lo que cumple toda la estricta normativa europea.

Y, además:

  • La funda tiene dos caras: una con tejido airfresh, más fresco, y otra con tejido strech de gran calidad. Es desenfundable y lavable.
  • Cuatro tiras elásticas permiten que el topper se fije al colchón.
  • No contiene materiales tóxicos, garantizado por OEKO-TEX.
  • Hasta 30 tamaños diferentes, casi imposible no encontrar uno que se acople a lo que necesitas.

En principio, la funda de este colchoncillo es blanca, pero según disponibilidad, puede variar de color. Eso sí, manteniendo las características originales.

Si te decides por este topper, pero solo lo usas a temporadas, puedes recogerlo doblado en tres. No queda marcado y es fácil de almacenar.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El mejor topper fresco

Suma a la comodidad de la viscoelástica, el frescor de las partículas de gel que incorpora este topper y lograrás un descanso superior.

  • Material: viscoelástica con gel disipador de calor
  • Grosor: 6 cm
  • Funda: sintética transpirable

¿Estás buscando un topper de viscoelástica por la sensación mullida… pero eres de los que pasan calor por las noches? Entonces párate un momento en este Wavve. 

Este sobrecolchón tiene una espuma de densidad 50D con partículas de gel que regulan la temperatura y disipan el calor.

Funda

A esto ayuda la funda, de algodón, con una textura peculiar. En algunas zonas está agujereada y parece casi una puntilla, permitiendo que el colchoncillo transpire mejor.

Por supuesto, la funda es extraíble y lavable en la lavadora a 40 °C. También es antibacteriana e hipoalergénica y está certificada con Oeko-Tex® Standard 100.

Si tienes alergias o problemas respiratorios, también te interesa saber que la espuma es antiácaros, para que descanses sin molestias. 

Tamaño

El Wavve es bastante ancho (6 cm), así que te irá genial si tu colchón no es muy nuevo y quieres aislarlo en condiciones. 

Como la mayoría de los toppers, viene envasado al vacío, por lo que hay que dejarlo reposar unas 24 horas para que recupere su forma original. Este de Wavve es bastante rígido, así que quizá necesite un poco más. 

Y una última advertencia: aunque la mayoría de sobrecolchones agradecen que los saques al sol de vez en cuando, para ventilar y desinfectar, este topper de Wavve está mejor alejado de la luz solar. Si deseas airearlo, déjalo en la sombra porque las temperaturas extremas afectan a su textura y características.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

Mejor topper extralargo

Un topper para cualquier tamaño de cama, incluso las de 2 metro de largo.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 5 cm
  • Funda: viscosa de bambú

Nos gusta de este topper de Dreamzie la variedad de anchos y largos que ofrece, porque puedes hacer casi cualquier cosa con él: desde dar vida a un sofá cama viejo, proteger tu colchón tamaño King o llevarte un suplemento para el colchón de la autocaravana.

La mayoría de las marcas se quedan en un largo de 190 cm, pero Dreamzie da también la opción de 200 cm, una medida cada vez más habitual.

Material

El topper está compuesto de espuma de memoria viscoelástica, con una alta densidad de 45 kg/m3. Ya sabes que este material se adapta perfectamente al cuerpo, dándole la presión justa donde más lo necesita. 

Sin embargo, una de sus características es que da calor. Y en este caso no tiene ningún tratamiento para evitarlo, así que es una buena elección para pasar cómodo el invierno… pero si vives en un clima cálido, quizá no es la mejor elección. 

Cuando lo recibes, envasado al vacío, se nota bastante el típico olor “a químico” de la viscoelástica. El fabricante recomienda ventilar el topper unas 24 horas antes de usarlo, para que recupere su forma y pierda el olor. Pero, por nuestra experiencia, hace falta más tiempo de reposo y ventilación.

Hagamos ahora un repaso por las características de este topper:

  • Está fabricado en Europa, cumpliendo con los estándares de calidad y garantía de salubridad. 
  • Además, cuenta con dos certificaciones que aseguran que no tiene trazas de productos químicos: la Oeko-Tex® Standard 100 que garantiza el textil de la funda y la CertiPUR que hace lo mismo con la espuma. Por cierto, que la espuma de este topper puede reciclarse al terminar su vida útil. 
  • La espuma transpira a través del textil lateral de la funda que la cubre –que tiene forma de rejilla-, por lo que retiene menos humedad que otras similares.
  • Funda extraíble mediante cremallera y lavable a 30°C. En su composición, cuenta con viscosa de bambú, lo que la hace más suave y transpirable.
  • Periodo de prueba de 30 noches.

Este cubrecolchón de Dreamzie tiene una doble sujeción: la base de la funda tiene material antideslizante y, además, se sujeta con gomas de 30 cm, por lo que puedes usarlo en colchones de hasta 28 cm de grosor.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

Mejor topper de calidad extra

Un topper de gama alta para dormir siempre a la temperatura adecuada.

  • Material: viscoelástica de alta transpiración
  • Grosor: 5 cm
  • Funda: tejido elástico de doble cara

Imperial Confort es una marca española especializada en descanso. En el caso de este topper, han centrado todos los esfuerzos en conseguir una espuma viscoelástica de alta calidad. 

Ya sabes que este material se adapta perfectamente a tu cuerpo, pero no solo eso: Imperial Confort ha elaborado esta espuma con tecnología Sensopur, lo que lo hace atérmico, por lo que no desprende ni frío ni calor

Y, además, te garantizan una alta transpiración, con lo que resuelven otra de las incomodidades de la viscoelástica.

La densidad de su espuma aporta una buena independencia de lechos: tu movimiento no afecta a tu pareja y cada uno obtiene una presión personalizada en su cuerpo.

A cambio, es un topper pesado. Si es para una cama grande, necesitarás ayuda para moverlo. 

Echa un vistazo a todo lo que te ofrece este sobrecolchón:

  • Sujeción mediante 4 cintas elásticas, para que no se mueva mientras duermes.
  • La funda lleva un tratamiento para que repele los ácaros, bacterias y manchas difíciles. Es extraíble, lavable y de secado rápido.
  • Además, la funda consta de dos caras de tejido diferente: La superior es elástica y contiene aloe vera, que es cuidadoso con tu piel. La inferior es de tejido Air Fresh 3D transpirable y antideslizante.
  • Tienes la opción de comprar el topper con 8 cm de grosor, si quieres aún más aislamiento.
  • Fabricado en España, con los estándares europeos.

La calidad de los materiales se nota en el precio, que no es el más económico de esta lista. Sin embargo, la relación calidad-precio es buena: este topper de Imperial Confort da lo que promete.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

El mejor topper 100% viscoelástico

Un topper de viscoelástica original para adaptarse perfectamente a tu cuerpo y con funda de viscosa de bambú.

  • Material: viscoelástica
  • Grosor: 6 cm
  • Funda: 60% viscosa de bambú

En esta ocasión, la marca Recci ha optado por usar la espuma viscoelástica, tal y como se concibió originalmente para los astronautas de la NASA: aliviar la presión sobre sus cuerpos cuando no estaban bajo gravedad cero.

Por ese motivo, esta espuma no tiene agujeros de ventilación, gel o aloe. Estos elementos están muy bien para refrescar y ventilar, pero pueden afectar a la función básica de la viscoelástica de memoria: adaptarse a la forma de tu cuerpo como un guante.

El tema del calor se soluciona con una estructura molecular innovadora que mejora el flujo de aire para que duermas fresco. No es una solución 100% efectiva, si tiendes a sudar por la noche, pero sí regula la temperatura corporal para que no suba demasiados grados. 

A cambio, la sensación envolvente está muy conseguida. Y como la presión es perfecta, tienes independencia total de lechos: ni te enterarás de los movimiento de la otra persona. 

¿Qué más nos da este topper de Recci? 

  • Densidad de la espuma: 50 kg/m3. Tiende a ser dura, pero insistimos: se amolda perfectamente a la presión. 
  • Funda realizada en un 60% con viscosa de bambú, un tejido suave, que consigue controlar la temperatura y absorber mejor la humedad. Por supuesto, es extraíble y lavable, y además resiste a los ácaros del polvo y es hipoalergénica.
  • Está avalado por certificaciones que garantizan que está fabricado sin plomo, mercurio, ni otros materiales pesados, como son CertiPUR-EU, OEKO-TEX e ISPA (International Sleep Product Association).
  • Bajas emisiones de COV (compuestos orgánicos volátiles), productos químicos que están en el interior del topper y que se convierten fácilmente en vapores o gases.
  • Puedes probar durante 30 noches este topper y, si no estás totalmente convencido, lo devuelves sin compromiso. 

Puedes comprar este colchoncillo hasta en siete medidas diferentes, con anchos entre 70 y 180 cm hasta una cama de 200 cm de largo. 

Los modelos de tamaño pequeño se sujetan mediante elásticos en las esquinas, y los más grandes solo llevan un tejido especial que está en contacto con el colchón y que evita que se desplace.

Si te decides por el Recci, te estás llevando un topper pensado para durar. Para convencerte, la marca te da 10 años de garantía contra materiales y defectos de fabricación.

Adaptabilidad
Transpirabilidad
Grosor

Comparativa de los mejores toppers viscoelásticos

Aquí tienes una tabla comparativa de los toppers de viscoelástica para colchones con buenas valoraciones.

Nota: si ves la tabla en móvil, desplázala con el dedo para ver todo su contenido.

Modelo Altura Tipo de espuma Densidad Certificados Funda
Amazon Basics
Amazon Basics
7 cm Viscoelástica - CertiPUR-EU i Oeko-Tex Poliéster y rayón Ver precio
Duérmete
Duérmete
5 cm Viscoelástica ergofresh premium 65 kg/m3 - Tejido elástico alto gramaje Ver precio
Bedsure
Bedsure
7 cm Viscoelástica 30 kg/m3 CertiPUR-US Sintética transpirable Ver precio
Bedstory
Bedstory
5 cm Viscoelástica con olor a lavanda - CertiPUR-US Sintética transpirable Ver precio
Viewstar
Viewstar
6 cm Viscoelástica 60 kg/m3 CertiPUR-EU y Oeko-Tex Tejido acrílico transpirable Ver precio
Mi cama me llama
Mi cama me llama
4 cm Viscoelástica termo-sensible 55 kg/m3 Oeko-Tex Tejido elástico Ver precio
Wavve
Wavve
6 cm Viscoelástica con gel 50 kg/m3 Oeko-Tex Sintética transpirable Ver precio

Dreamzie
5 cm Viscoelástica 45 kg/m3 CertiPUR-EU y Oeko-Tex Viscosa de bambú Ver precio
Imperial Confort
Imperial Confort
5 cm Viscoelástica Sensopur 60 kg/m3 - Tejido elástico doble cara con aloe vera Ver precio
Recci
Recci
6 cm Viscoelástica 50 kg/m3 CertiPUR-EU, Oeko-Tex e ISPA Tejido con visco de bambú Ver precio

¿Qué altura estás buscando?

Encuentra en esta gráfica comparativa el topper más grueso para suavizar la dureza de tu colchón y para potenciar la adaptabilidad y la sensación de acogida.

¿Cuál es el mejor topper de viscoelástica para colchón? Nuestras recomendaciones

Estos son los toppers que te recomendamos, según lo que estés buscando:

El mejor topper en calidad-precio

No es el más económico de nuestra lista, pero la relación calidad-precio es impecable: viscoelástica 100% para un topper de alta gama fabricado en España bajo los estándares europeos. 

Su funda está tratada para que actúe de barrera contra bacterias y ácaros, de modo que no penetren en la espuma.

El mejor topper barato

Con uno de los precios más competitivos que hemos visto, el Bedsure es una gran opción si ahora mismo no quieres (o no puedes) invertir en un colchón nuevo… pero no quieres renunciar a la comodidad de dormir a pierna suelta. 

La viscoelástica con memoria se ha troquelado y moldeado en espuma de memoria hasta construir 7 zonas diferentes de descanso.

El mejor topper para cama de matrimonio

Recci te da 30 noches de prueba, 10 años de garantía y te asegura con certificaciones que el topper no lleva materiales tóxicos.

Cada cuerpo consigue una presión personalizada, y no hay transferencia de movimiento. Si duermes con alguien, no importa que uno de los dos dé muchas vueltas en la cama: el otro ni se enterará.

El mejor topper para colchón duro

Sus 7 cm de espuma de memoria de primera calidad pueden convertir la dureza de tu colchón en una cama digna del mejor hotel.

Esa altura te garantiza que no vas a dar con tu cuerpo en el colchón y la viscoelástica se adapta a la forma de tu cuerpo, con la presión necesaria en cada punto. Todo con garantía europea y a un buen precio.

Guía para comprar el mejor topper viscoelástico

¿Cuándo te interesa comprar un topper?

El uso obvio es el que estás pensando: darle una segunda vida a tu colchón y evitarte comprar uno nuevo. Pero un topper te da mucho más juego. Veamos cómo sacarle partido.

Necesitas un topper, si lo que quieres es:

Hacer tu cama más dura o más blanda

Te has comprado un colchón y, por lo que sea, no te adaptas. 

Quizá te resulta duro y no descansas bien. Pensabas que con un poco de uso se ablandaría, pero… nada. 

O puede que sea blando para tu peso y sientes que te hundes demasiado. Con un topper puedes adaptar la dureza a lo que te resulte más cómodo.

Proteger tu colchón de siempre

Te has comprado un colchón y te encanta, no le pones ningún “pero”. Por eso has pensado en protegerlo con un topper y así hacer que te dure más. De paso, lo mantienes libre de manchas, bacterias, piel muerta y sudor.

Darle una vida (más) larga a tu colchón

Tu colchón está pidiendo ya un cambio, pero puedes estirarlo un poco más (y seguir durmiendo a gusto y con un descanso de calidad) si le colocas un topper.

Unir dos camas individuales

Y evitar esa incómoda separación que queda en el medio cuando juntas dos colchones. Es tan fácil como conseguir un topper de la medida adecuada.

Dormir sobre un colchón que no es el tuyo

Imagínate: has alquilado un piso amueblado y no quieres saber cuánta gente ha dormido en esa cama…

No basta con una funda. Quieres poner algo que te aísle un poco o que le dé un plus de comodidad a un colchón que ha conocido tiempos mejores.

Encontrar la temperatura perfecta

Tu colchón es el ideal para ti. Te encanta y duermes de maravilla sobre él. Pero eres de los que necesitan una temperatura ideal para descansar del todo bien. Por tanto, querrías algo un poco más fresco en verano o ligeramente más cálido en invierno. Evidentemente, no vas a comprar dos colchones… pero sí puedes invertir en un topper “de temporada”. 

Hacer más cómodo tu sofá cama

Si vienen invitados y se quedan a dormir… puede que no vuelvan si tienen que hacer noche en un sofá cama duro como una piedra. 

Los sofás cama no suelen ser lo más cómodo del mundo (salvo los de alta gama). Muchos son demasiado rígidos para descansar bien sobre ellos, date cuenta de que la espuma debe ser lo suficientemente densa como para servir de asiento también. Pero tienes una solución muy fácil si le pones un topper. 

De paso, también eliminas esa incómoda hendidura que tienen muchos en medio, especialmente los sofás cama “tipo libro”, que son de los más comunes y económicos.

También puede ocurrir que tu sofá cama esté algo deformado debido al uso, y quieres “alisar” la superficie para que pueda seguir dándote servicio.

En todos esos casos, el topper es una buena solución.

Dormir en caravana (con comodidad)

¿Por qué conformarte con dormir sobre una esterilla o una espuma demasiado delgada? Un topper también puede ser la diferencia entre levantarte descansado o no cuando viajas en autocaravana.

¿Qué material de topper me interesa más?

Espuma: el todoterreno

Las hay convencionales o las High Resilience (alta resiliencia, es decir, que recuperan la forma rápidamente). 

Las densidades son variables y definen la dureza. A modo de orientación:

  • Si eliges una espuma de alta resiliencia la densidad suele variar entre los 30 y 45 kg/m³ (de menor a mayor firmeza, todas con una rápida capacidad de recuperación).
  • Para las espumas convencionales, una densidad menor de 25 kg/m³ representa una dureza media, apta para un uso moderado. Si lo quieres para uso diario quizá deberías elegir una densidad mayor, de 30 kg/m³.

Viscoelástica: para problemas de espalda y/o circulación

La viscoelástica es un material sintético (derivado del poliuretano) muy habitual en los colchones. Muchos llevan una capa de esta espuma para ser más adaptables. Y con los sobrecolchones ocurre lo mismo. 

Es decir, que es muy normal que tanto toppers como colchones estén compuestos de una mezcla de espuma normal y viscoelástica.

Este material es muy interesante porque resulta firme pero a la vez se adapta al cuerpo. ¿Cómo lo hace?

Muy sencillo: la espuma viscoelástica tiene propiedades termorreguladoras. Esto quiere decir que, cuando nos acostamos sobre ella y le transmitimos nuestro calor corporal, se ablanda y se adapta a nuestra forma.

Es como si hiciese un molde de tu cuerpo y por eso muchas personas tienen la sensación de que su colchón de viscoelástica “los abraza”.

En cuanto te mueves, la espuma se enfría y recobra su forma original. Y así, se va adaptando a todas las posiciones mientras dura el descanso. Esto es especialmente interesante para tener una buena independencia de lechos y no notar el movimiento de la persona que duerme al lado.

Esa alta adaptabilidad la notarás también en que se alivia mucho la presión en determinadas partes del cuerpo, que a veces se resienten si pasamos mucho tiempo en la misma postura, como por ejemplo las caderas o los hombros.

Al ser termoadaptable, la sensación térmica suele ser cálida y puede resultar molesto en verano. A esto contribuye que no es un material que transpire especialmente bien. Por eso, debes fijarte en si tiene algún tratamiento extra o en que la funda incorpore una buena ventilación.

Otro punto a tener en cuenta es que la viscoelástica suele tener un olor bastante fuerte de fábrica. Es normal y acaba desapareciendo, pero si eres muy sensible a los olores, tienes que dejar que se airee un par de días antes de empezar a utilizarlo.

Fibra sintética: para dormir mullido sin gastar mucho

Posiblemente la opción más económica que vas a encontrar. La fibra sintética no tiene la adaptabilidad de espumas más densas, como la viscoelástica, pero te “hacen el apaño” sin problemas. 

Los toppers de fibra sintética son ligeros, se quitan y se ponen con facilidad y no se deforman. Son, por ejemplo, muy habituales en hoteles.

Látex: para los alérgicos

El látex es cada vez menos habitual en toppers, ya que se está sustituyendo por la viscoelástica. Pero aún así hay quien prefiere materiales naturales, así que aún puedes encontrar en el mercado alguna opción.

El látex, como materia prima, es una resina gomosa que se obtiene directamente del árbol del caucho.

Es de por sí antialérgico y suele incluir algún tratamiento antibacteriano. 

El resultado obtenido es un material hipoalergénico y antibacteriano, altamente recomendado si tienes alguna alergia.

Es más pesado que otras espumas, y también requiere cuidados extras. Ventílalo mucho y ten cuidado de no mojarlo.

Pluma o plumón: para dormir en las nubes

Aportan suavidad y calidez, normalmente combinando plumón y pluma en compartimentos separados para evitar que se desplacen. Y la parte exterior del topper es de una tela agradable al tacto que las plumas no pueden atravesar.

Lana y otras fibras naturales: para un descanso sostenible

Es más raro (y más caro) pero también puedes encontrar toppers de lana virgen, pelo de camello, crin de caballo… Materiales 100% respetuosos con el medio ambiente aunque, según el material escogido, suele requerir cuidados especiales.

Otros detalles que debes tener en cuenta al comprar tu topper

Garantía y tiempo de prueba

Algunas marcas ofrecen un número de noches para que pruebes tu nuevo topper. Si después de dormir sobre él decides que no es para ti, puedes devolverlo sin compromiso. Sobre todo si compras online, este punto te interesa mucho.

Algunas marcas ofrecen también garantía extendida, más allá de los dos años de garantía legal. Así te aseguras de que tu topper va a estar en buenas condiciones durante mucho tiempo.

Fijación al colchón

Simplemente, acuérdate de mirar cómo se sujeta al colchón el topper que has elegido. Normalmente es con unas tiras elásticas en las esquinas, pero también puede tener en la base una goma antideslizante o incluso velcros.

¡Atención alérgicos!

Si tienes problemas de alergia, elige un topper con algún tratamiento antiácaros y antibacteriano. Fíjate que esté en el relleno y no solo en la funda.

Claves de mantenimiento para que tu topper esté perfecto

No te vas a acordar de esto, pero antes, de vez en cuando, se sacaban los colchones al sol. 

De hecho, era una costumbre excelente, porque el sol elimina la humedad y es una forma natural de mantener los ácaros a raya. Ya ves, un gran aliado para los alérgicos. Pero, actualmente, ya no se hace. Con un topper, la cosa cambia.

Aunque la mayoría tienen buena ventilación, no está de más sacarlos de vez en cuando. Piensa que son mucho más ligeros y se pueden quitar y poner con rapidez.

Si tienes un lugar para que le dé algo el sol, mejor (excepto con el látex, que sufre bajo el sol directo, se reseca y pierde durabilidad).

Algunos toppers se pueden meter directamente en la lavadora. Si en la tuya doméstica no cabe, siempre puedes llevarlo a una industrial en donde, por unas monedas, puedes meter cargas mucho mayores.

Algunos fabricantes recomiendan darle la vuelta a tu topper de vez en cuando, para evitar que se deforme. Mírate las instrucciones porque suele haber una excepción: hay toppers de espuma con una capa de viscoelástica en la parte que está en contacto con el cuerpo. En ese caso, no lo voltees, simplemente gíralo de pies a cabeza para cambiarlo de orientación.

Con estos sencillos cuidados tu topper se mantendrá en perfecto estado y te será útil durante mucho tiempo.

Preguntas frecuentes

Es un añadido que le pones a tu colchón para hacerlo más o menos duro (según tu comodidad), alargar su vida útil (si ya está un poco gastado) o mantenerlo más limpio durante más tiempo.

 

Un topper o sobrecolchón es una estupenda forma de darle una segunda vida a tu colchón, sin invertir demasiado dinero.

Si tienes un colchón que te resulta demasiado duro, un topper puede ayudarte a dormir con más comodidad. El sobrecolchón siempre va a ser más mullido, y existen diferentes niveles de dureza para que encuentres la superficie ideal para ti.

 

Simplemente colócalo sobre ese colchón que te resulta incómodo y nota cómo se adapta a tu cuerpo.

Lo primero es un buen mantenimiento: recuerda dar la vuelta al colchón periódicamente si su distribución de capas lo permite. Si el colchón no es de doble cara, gíralo de modo que alternes la zona de la cabeza y los pies. 

 

Si aún así te resulta demasiado duro o blando, un topper es una estupenda solución, porque te permite ajustar la firmeza un poco más a tu gusto, incluso cuando el colchón es viejo y está dado de sí.

Los 5 mejores colchones de muelles ensacados de 2021

Para tener un buen descanso y cuidar de tu salud, …

Leer más →

Los 10 mejores colchones viscoelásticos de 2021

Si estás valorando comprar un colchón de viscoelástica para disfrutar …

Leer más →

Los 10 mejores colchones de 2021

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad …

Leer más →
Ir arriba