Los 5 mejores colchones para cunas de viaje de 2022

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad de tu descanso y en tu salud. Aquí tienes los mejores modelos según los expertos y una guía para elegir el colchón adecuado.

Productos analizados

11

Productos analizados

Tiempo invertido

23

Días invertidos

3

Evaluadores expertos

Opiniones usuarios

258

Opiniones revisadas

Los 5 mejores colchones para cunas de viaje

Aquí encontrarás las características de los colchones para cunas de viaje que han obtenido mejor puntuación en nuestras evaluaciones, para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades particulares.

Publicado por:

Actualizado en:

Vacaciones, visita a parientes, escapadas… en el próximo viaje familiar no solo tendréis que preparar la maleta para vosotros, porque vuestro pequeño también va y ya sabes que la lista puede ser muy larga: pañales, biberón, chupete… ¡también un colchón de viaje!

Aunque sea algo temporal, y vuestro bebé quepa casi en cualquier parte, no podéis descuidar su bienestar y descanso. Después de todo, quieres que esté tan cómodo como para que duerma toda la noche de un tirón. Si duerme él, que durmáis vosotros será más fácil.

En esta guía comparativa de colchones para cunas de viaje te ayudamos a elegir el modelo que mejor se ajusta a vuestras necesidades y presupuesto.

Colchón para cuna de viaje Julius Zollner Julius Zöllner Mejor colchón para cuna de viaje calidad-precio Ver detalles Ver precio
Colchón para cuna de viaje Hauck Hauck Mejor colchón para cuna de viaje barato Ver detalles Ver precio
Colchón para cuna de viaje Ecus Kids Ecus Kids Mejor colchón para cuna de viaje compacto Ver detalles Ver precio

Las 5 claves para elegir bien un colchón para cuna de viaje

  • Tamaño. Las dimensiones estándar de una cuna de viaje son de 120×60 cm. Si no quieres complicarte, apuesta por esta medida estandarizada que te permitirá encontrar recambios y modelos compatibles sin problemas.
  • Grosor. Aunque puedes sentirte tentado a apostar por colchones finos, por ser menos voluminosos para llevar de un lado a otro, mejor comprar colchones de al menos 5 cm, un grosor que ofrece comodidad y soporte para niños de hasta 2 años.
  • Materiales. Busca un colchón hecho de espuma de calidad, resistente y transpirable, de modo que no se deforme con el paso del tiempo y facilite el paso del aire. Piensa que no solo lo va a usar para dormir, también para permanecer allí y jugar. No descuides la toxicidad: cuida de la salud de tu bebé apostando por modelos que certifiquen la ausencia de químicos.
  • Con una buena funda extraíble y lavable. Qué te vamos a decir que tú no sepas, porque seguro que estás poniendo más lavadoras que nunca. Los accidentes van a suceder, así que mejor que puedas retirar la funda que cubre el colchón y lavarlo.
  • Cuánto ocupa plegado. Aunque colchón, no deja de ser un formato de viaje, por lo que nos interesa que cuando esté plegado ocupe lo menos posible. En el mercado hay modelos que se pliegan en 2 -3 partes, pero si buscas lo que te ofrezca las dimensiones más reducidas, te interesarán más aquellos que se enrollan.
Tabla de contenidos

Calidad, confort y durabilidad para satisfacer a papis exigentes

Buscas lo mejor de lo mejor para tu bebé sin escatimar en el precio porque es lo más importante para ti y además puedes permitírtelo.

Porque buscas un colchón para viajar que lo tenga todo: portabilidad, comodidad, el máximo cuidado para la piel de tu bebé y que aguante todo.

  • Dimensiones: 120 x 60 cm
  • Grosor: 7 cm
  • Material: espuma
  • Funda: algodón/impermeable (extraíble y lavable)

Este Babysom Nómada es uno de los colchones para cuna de viaje más completos que vas a encontrar que además no escatima en detalles.

Sus medidas son las estándar, por lo que no tienes que preocuparte por si encajará en su cuna o, simplemente, llevarlo contigo a diferentes localizaciones donde puedas tener cunas para tu peque: la casa de los abuelos, alojamiento vacacional, etc.

Nos gusta lo gruesa que es la espuma de su relleno (7 cm), resultando en un colchón equilibrado entre confort y sujeción, proporcionando una firmeza media (densidad 18kg/m3) apta para diferentes bebés de diferentes edades. Gracias a su tamaño, ofrecerá un buen soporte incluso aunque tu peque sea grandote.

Uno de los aspectos que más nos ha sorprendido gratamente de este colchón es lo completa que es la funda para su uso con bebés:

  • Con una cara impermeable para soportar los accidentes propios de la edad y el proceso de aprendizaje de su control de esfínteres.
  • Para cuando ya no sea necesario o simplemente cuando haga demasiado calor, dale la vuelta y usa la otra cara, de tela impresa completamente de algodón, resistente y suave al tacto.

Ayuda a prevenir irritaciones cutáneas: por un lado, cumple con la certificación Oeko-Tex Standard 100 que vela porque no se hayan empleado sustancias nocivas en su fabricación, y CertiPur, que garantiza que este colchón es respetuoso con el medio ambiente, con la salud de las personas y que son seguros. 

La guinda del pastel de esta funda es que dispone de cremallera para extraerla para más comodidad y lavarla en lavadora hasta a 30ºC, así podrás tenerla limpia sin mucho esfuerzo.

Cuida de la salud con el tratamiento antiácaros, antibacteriano y antimoho, ideal para el caldo de cultivo generado en un colchón para bebés: humedad, calor y mucho tiempo de reposo en él.

Cuando ya no necesites tu cuna para viajes, dóblalo por la mitad y guárdalo en su funda. Aunque es relativamente ligero, encontramos que el colchón doblado resulta voluminoso, por lo que necesitarás reservarle mucho espacio en un armario o en tu trastero. Además, llevarlo plegado no resulta muy cómodo precisamente por su tamaño.

Por su comodidad, versatilidad y calidad, este colchón hecho en Francia es un candidato recomendable para padres exigentes. No es un colchón barato, pero si viajas mucho, lo amortizarás rápido.

Firmeza
Compacidad
Precio

Para noches cálidas y viajes ligeros de equipaje

Desde Alemania llega un colchón para cuna que te va a sorprender por su calidad a un precio de lo más competitivo.

Si tienes un recién nacido y buscas un colchón ligero, fácil de transportar y que dé la talla, este puede que sea tu compra maestra.

  • Dimensiones: 120 x 60 cm
  • Grosor: 5 cm
  • Material: espuma
  • Funda: Baby Fresh & Dry (extraíble y lavable)

Que tenga las medidas estándar es una garantía de que te va a valer con la vasta mayoría de cunas que te encuentres en tus viajes. Y que sea relativamente fino tiene su lado bueno y su lado no tan bueno:

  • Cuando lo guardas en su bolsa, ocupa menos que los sacos de dormir de verano, por lo que es ideal para quienes llevan poco equipaje.
  • Si tu bebé tiene cierta envergadura y peso, quizás se hunda demasiado para tu gusto. Pero si es un bebé recién nacido o es pequeño, no será demasiado problema.

Este colchón está hecho de una espuma resistente y con dureza media, lo que se traduce en que proporciona una sensación de confort gracias a su buena elasticidad y firmeza media.

Como este material no es lo mejor para el calor, el fabricante ha diseñado su superficie con canales de ventilación verticales para favorecer la transpirabilidad.

Una de las cosas que más nos gustan de este colchón es la calidad de su funda Baby Fresh & Dry, repleta de virtudes:

  • Con acanalado horizontal para ayudar a disipar de calor.
  • Aunque no es impermeable, sí que ofrece un secado rápido al aire para proporcionar un lecho seco para mantener la humedad a raya.
  • Cuenta con una cremallera para que puedas extraerla y lavarla a máquina a 60ºC, una temperatura lo suficientemente alta como para terminar con microorganismos.

Resumiendo, que resulta práctico para lidiar con las cálidas noches de verano y facilita su limpieza, aunque echamos de menos que sea impermeable.

Todos los materiales empleados en la fabricación de este colchón cumplen la norma Standard 100 de Oeko-Tex, por lo que con este colchón cuidarás de la piel de tu bebé y minimizarás el riesgo de posibles alergias o irritaciones.

A diferencia de otros colchones, que se pliegan en 2 o 3 partes, este modelo se enrolla, de modo que ocupa poquísimo. Eso sí, necesitará tiempo para recuperar su forma y tamaño original, así que ten esto en cuenta y no lo dejes para el último momento.

Firmeza
Compacidad
Precio

Muy fino y ligero para climas cálidos o días de mucho calor

Estás haciendo las maletas para tu viaje familiar, tienes el coche a rebosar y necesitas un colchón de viaje que sea lo más fino y ligero posible.

Ojo porque, que sea compacto y fácil de llevar, no significa que renuncies a la calidad, por ello apuestas por una marca conocida y de renombre como esta y su modelo más viajero.

  • Dimensiones: 120 x 60 cm
  • Grosor: 4 cm
  • Material: espuma HR
  • Funda: tejido 3D (extraíble y lavable)

No te preocupes por si sirve para la cuna del hotel o para la que han comprado tus familiares, porque tiene el tamaño estándar. Por su fino grosor es ideal para viajar con él, pero pese a su finura, cumple con su cometido para uso ocasional.

Eso sí, tiende a ser algo blando, por lo que aunque está recomendado para peques de 0 a 36 meses, si tu retoño es de talla grande, quizás necesites un modelo más grueso que ofrezca más soporte.

Nos gusta que su espuma de alta resiliencia sea de poro abierto, ideal para climas cálidos porque ventila mejor. Ten en cuenta que los bebés no regulan la temperatura, por lo que si vas a un lugar cálido o simplemente viajas durante una ola de calor, es importante que no descuides este punto para que tu peque tenga confort térmico.

Gracias a que favorece la transpirabilidad, evita la proliferación de hongos y bacterias originadas por la acumulación de humedad.

Además, incorpora tratamientos antiácaros y antibacterianos, de modo que es un buen colchón para peques con problemas de piel o alergias, así lo demuestra su certificación OekoTex Standard 100.

Si bien no dispone de zonas impermeables, tanto la funda como el propio colchón son lavables en lavadora, algo poco habitual en un colchón y que te garantiza que podrás limpiarlo fácilmente aunque sucedan accidentes nocturnos. No obstante, como lo que más se ensucia es la funda, al ser extraíble podrás lavarla por separado.

Uno de los aspectos que más nos gusta es que cuando lo enrollas, ocupa poquísimo, ideal para llevar en el coche o guardar en cualquier parte. Eso sí, ten en cuenta que para recuperar su forma original pueden pasar varias horas.

Firmeza
Compacidad
Precio

Para bebés pequeños con pieles sensibles y delicadas

Si os iréis de vacaciones al poco tiempo de nacer tu bebé y buscas un colchón para la cuna de sus primeros viajes para que esté cómodo y seguro, este Alvi puede ser una buena opción.

Y es que tu bebé dormirá con tranquilidad, incluso aunque tenga las típicas fugas propias de su edad, y su piel estará cuidada ante químicos e irritaciones.

  • Dimensiones: 120 x 60 cm
  • Grosor: 6 cm
  • Material: Espuma de poliuretano
  • Funda: algodón (extraíble y lavable)

Este es un colchón que tiene las medidas estándar, de modo que es altamente probable que te encaje en tu cuna o que incluso puedas usarlo en diferentes cunas, por ejemplo para que lo lleves en tus vacaciones de verano.

De su espuma de poliuretano de 6 cm de grosor destacamos:

  • Lo suave y blandita que es, especialmente recomendable para bebés pequeños que no necesitan mucho soporte, a los que ofrecerá una experiencia envolvente.
  • Lo silencioso que resulta cuando se mueve sobre él, ideal para peques que dan muchas vueltas.

Nos ha gustado que este colchón esté hecho con materiales que cumplen con la certificación Oeko-Tex Standard 100, perfecto para las pieles suaves y delicadas de los niños, ya que no se ha fabricado con sustancias nocivas.

La piel de los bebés es especialmente sensible, irritándose simplemente con el roce del pañal o con sus fluidos, por eso es tan importante extremar precauciones con los materiales que están en contacto con él, especialmente con el colchón, donde va a pasar muchas horas.

Eso sí, puede resultar demasiado blando y con poco soporte para los niños más grandes, tanto en talla como en edad. Asimismo, y por su baja firmeza, tampoco es el más adecuado si también la quieres para que juegue o gatee sobre él.

Nos gusta especialmente su funda hecha 100% de algodón, ya que ofrece una sensación muy agradable al tacto. Como es extraíble y lavable a máquina a 30ºC, podrás retirarla simplemente abriendo su cremallera.

Eso sí, como no es impermeable, puede ser interesante poner una funda protectora.

Aunque desplegado ocupe lo suyo, plegarlo no tiene mucho misterio, volviéndose moderadamente ligero y compacto. Dóblalo en 3 partes y mételo en su cómoda bolsa de transporte, pesando aproximadamente 1kg.

No es precisamente un colchón barato, pero teniendo en cuenta su apuesta por lo natural, es una inversión que a muchos padres y madres les merecerá la pena.

Firmeza
Compacidad
Precio
Un colchón barato, firme y a prueba de “accidentes”

Si buscas un colchón para cuna de viaje asequible, este modelo cumple absolutamente todas las características imprescindibles y además lo hace a un precio de lo más ajustado.

  • Dimensiones: 120 x 60 cm
  • Grosor: 5 cm
  • Material: espuma
  • Funda: plástico (no extraíble e impermeable)

El Hauk es un colchón de cuna de viaje que desplegado tiene un tamaño estándar, por lo que no tendrás que preocuparte demasiado por su compatibilidad. Esto te interesa si, por ejemplo, tu bebé va a dormir en cunas de diferentes casas o si planeas cambiar de cuna y te preocupa que tu colchón ya no te valga.

Tiene 5 cm de grosor de espuma, ofreciendo un buen equilibrio entre soporte y confort. Si bien es cierto que es moderadamente fino, lo que resulta útil para que ocupe menos, en la práctica su cuerpo es firme, llegando incluso a resultar algo duro.

Gracias a ser un colchón firme, puede servirte también como zona segura de juegos para tu bebé, protegiéndolo ante la dureza y frialdad del suelo.

Si tu peque todavía no controla muy bien sus esfínteres, no habrá problema con este colchón, ya que cuenta con una funda con un suave acabado en felpa hecha de plástico impermeable.

Lo malo es que este tejido no favorece la transpirabilidad, por lo que si es verano o vivís en climas cálidos, hará sudar a tu bebé. El fabricante recomienda adquirir un cubrecolchón acolchado, pero también puedes solucionarlo como nosotros, con una sábana bajera de algodón.

Como además la funda exterior no es ni extraíble ni lavable, tendrás que limpiarla a mano, algo que no nos ha resultado muy práctico.

Un aspecto mejorable es que, si tu peque da muchas vueltas, la combinación de funda y espuma puede resultar ruidosa con el movimiento.

Nos ha gustado mucho que este colchón esté disponible con diferentes estampados, desde el socorrido azul oscuro a clásicos como Bambi o Mickey Mouse aportando más personalización, a juego con la cuna o que despierte una sonrisa en tu peque.

¿Que tienes que guardarla durante el resto del año? No hay problema, dóblalo en 3 partes y déjalo recogido en su funda para que no coja polvo en cualquier esquina, en el trastero o incluso dentro de tu furgoneta, ocupando muy poco espacio. Un extra de lo más interesante: la funda incluye un asa para que la lleves al hombro con comodidad.

Adicionalmente, la capa inferior (núcleo) de espuma de alta resiliencia aporta el soporte necesario para que el colchón no se hunda bajo el peso corporal ni produzca el indeseado efecto barca al dormir dos personas en la cama.

Firmeza
Compacidad
Precio

Comparativa de los mejores colchones para cuna de viaje

En esta tabla encontrarás la comparativa de los mejores colchones para cuna de viaje que hemos analizado.

Nota: si ves la tabla en móvil, desplázala con el dedo para ver todo su contenido.

Modelo Grosor Funda Material Certificados
babysom
Babysom Nómada
7 cm Algodón/impermeable (extraíble y lavable) Espuma CertiPur
Oeko-Tex Standard 100
Ver precio
julius
Julius Zöllner
5 cm Baby Fresh & Dry (extraíble, lavable y con secado rápido) Espuma Oeko-Tex Standard 100 Ver precio
ecus"
Ecus Kids
4 cm tejido 3D (extraíble, lavable y transpirable) Espuma HR OekoTex Standard 100 Ver precio
alvi
Alvi
6 cm algodón (extraíble y lavable) Espuma poliuretano OekoTex Standard 100 Ver precio
Hauck
Hauck
6 cm Plástico (no extraíble e impermeable) Espuma - Ver precio

Modelos recomendados

Mejor colchón de cuna de viaje calidad precio

Pocas pegas pueden ponerse a este colchón, que cumple con su condición de viajero, ofreciendo un plegado ligero y compacto, buena comodidad y confort para que tu bebé descanse y, además, lo hace a un precio de lo más competitivo.

Con firmeza media, una buena transpirabilidad, cuidado de la piel y materiales de calidad a prueba del día a día, este colchón promete ser vuestro mejor compañero de viaje. Mención especial merece su funda, que aunque no es impermeable, tiene secado rápido. De lo más completo que hemos probado.

Mejor colchón de cuna de viaje barato

Porque tu hijo crece a pasos agigantados y solo te vas de vacaciones cuatro días al año, no te sale a cuenta gastar demasiado dinero en un colchón para cuna de viaje si no vas a usarlo mucho. Si es tu caso, este modelo de Hauck cumple la papeleta gastando muy poco.

Con medidas estándar para encajar en la mayoría de sitios, una firmeza más bien durita para soportar los tirones de tu peque y una resistente funda impermeable. Que tu hijo descanse bien por las noches puede salirte muy barato aunque, eso sí, te recomendamos que le compres una funda protectora.

Mejor colchón de cuna de viaje compacto

Si te importa cada centímetro y cada gramo que sumas a tu equipaje, este es el modelo que más se ajusta a tus necesidades porque sus dimensiones plegadas son verdaderamente compactas.

Eso sí, es “pequeño pero matón”, destacando por su tejido 3D, que favorece la transpirabilidad y sus materiales hipoalergénicos, ideal para los más peques. En este sentido, ten en cuenta que tiende a ser un poco blando.

Guía para comprar el mejor colchón

Hay más ocasiones de las que piensas en las que un colchón para cuna de viaje puede venirte bien además de las vacaciones: visitar a los abuelos, casas separadas y, por supuesto, cualquier escapada en la que hagáis noche.

Si no tienes claro qué colchón se ajusta a las necesidades de tu bebé y cómo acertar en tu compra, sigue leyendo porque te vamos a ayudar a dar con tu modelo ideal.

Dimensiones plegado y desplegado

Puede que en tu casa hayas montado una habitación a medida para tu peque y tengas un colchón que encaje perfecto en tu cuna de diseño, pero si te vas de vacaciones, la cosa cambia.

Hoy en día es habitual que los hoteles y otros alojamientos vacacionales dispongan de tronas y de cunas supletorias para las familias, pero aquí no hay muchos miramientos: suelen ser cunas básicas y estandarizadas para evitar problemas de compatibilidad. Este punto es importante por la forma y las medidas.

Si no vas a un alojamiento vacacional, pero sí a casa de un pariente, también merece la pena no complicarse y apostar por lo mainstream. Por higiene y comodidad, llevarte tu propio colchón para la cuna es una buena idea. Quizás incluso valores llevarte hasta tu propia cuna, pero en ese caso tendrás idéntico problema y solución.

Bebé en cuna de viaje

Las medidas estándar de las cunas suelen rondar los 121-122 cm de largo y 61-62 cm de ancho, por lo que optar por un modelo rectangular de 120 x 60 cm es un acierto para aprovechar el espacio disponible y no dejar holguras. Aquellos modelos más pequeños suelen incluir su propio colchón.

Teniendo en cuenta que se trata de un colchón de viaje, resulta práctico que pueda plegarse y que, cuando esté plegado, ocupe lo menos posible. Aunque esto dependerá de tus necesidades: no es lo mismo llevar un colchón de viaje en un vuelo que echarlo en tu monovolumen para ir a un apartamento.

El tipo de plegado es un aspecto a considerar: los menos compactos se doblan en 2 o 3 partes y aquellos que brillan por sus reducidas dimensiones se enrollan a lo saco de dormir. Una vez esté plegado, guárdalo en la bolsa de transporte que suelen incluir para un transporte más práctico.

El grosor

El otro aspecto importante en cuanto a dimensiones de plegado y desplegado tiene que ver con el grosor, una característica que tiene una incidencia importante en su firmeza y confort, como veremos más adelante.

¿Qué grosor debe tener tu futuro colchón para cuna de viaje? Dependerá de la edad de tu peque y de su tamaño:

  • Nuestra recomendación es que sea de al menos de 5 cm, para que ofrezca soporte y comodidad a niños de más de 2 años.
  • Si tu hijo tiene menos de 2 años y/o es de complexión delgada, entonces puedes sacrificar algo de grosor sin que repercuta demasiado en la comodidad. También existe otro caso donde te pueda interesar que sea fino: que tengas que llevar un equipaje lo más reducido posible.

Materiales, densidad y firmeza

Una de las metas generales y deseables de todo colchón para bebé es que sea ergonómico, cuidando de su cabeza y columna vertebral. Este punto vale para cualquier persona, pero ten en cuenta que el cuerpo de un niño está en proceso de formación y requiere del mayor cuidado posible.

En este sentido, resulta interesante apostar por colchones con una firmeza media, es decir, que no sean ni muy duros ni muy blandos.

Aunque en los colchones estándar vas a encontrar diferentes materiales y combinaciones de estos, en el formato de viaje abundan los de espuma. Este material destaca por su versatilidad y buena calidad-precio a la vez que ofrece un adecuado rendimiento ante la presión.

Ten en cuenta que los hay de distintas densidades y firmezas. Una buena opción son los colchones de espuma HR o de alta resiliencia, que brillan precisamente por su buena capacidad de recuperación de la forma.

Colchones cuna

El dato de la densidad de un colchón infantil no suele ser muy común, y siendo de viaje, menos todavía. Pero si lo ofrecen es buena señal: su colchón probablemente destaque por su capacidad para adaptarse a las formas del niño ofreciendo buen soporte.

En colchones para uso general, aquellos con cifras de entre 18-40 kg/m3 se consideran de baja densidad, entre 45-75 kg/m3 tienen una densidad media y si superan los 80 kg/m3 serán de alta densidad. Teniendo en cuenta que lo usarán niños, es para viajes y de uso ocasional, con que alcancen los 18 kg/m3 será más que suficiente.

Transpirabilidad

Si la transpirabilidad, en general, es importante al elegir un colchón, cuando son para bebés lo es mucho más si cabe porque los bebés no regulan bien la temperatura, por lo que en las cálidas noches de verano pueden llegar a pasarlo mal. Teniendo en cuenta que previsiblemente vayas a usar tu cuna de viaje en periodo estival, la transpirabilidad es clave. Y si duerme bien vuestro bebé, descansaréis mejor vosotros seguro.

Colchón transpirable

Un buen colchón para cuna de viaje ha de permitir que el aire circule, pero no todos los materiales son igual de transpirables. La espuma, el material más común para este tipo de colchones, no destaca precisamente por esa propiedad.

¿Cómo lidian con este problema los fabricantes? Con diseños como canalizaciones o texturas que favorezcan el intercambio de calor, capas exteriores de tejidos 3D o poros o simplemente, con fundas de algodón.

La funda es una de las protagonistas

Porque va a ser la capa más próxima a tu bebé, no descuides la funda y sus características.

Lo primero de todo: interesa un colchón que tenga una funda que pueda extraerse de forma fácil para permitir su lavado a máquina, por ejemplo mediante un sistema de cremallera.

La funda ideal debería facilitar la transpirabilidad y, a poder ser, de tejido impermeable. Como es muy difícil que se den estas dos últimas características a la vez, si tu funda es impermeable, entonces coloca un cubrecolchón de algodón. Si tu funda es de algodón, entonces coloca una funda impermeable. También hay modelos que ofrecen una solución intermedia: facilitan la disipación de calor y son de secado rápido

¿Por qué con buena transpirabilidad? Porque los bebés tienen problemas para regular la temperatura, así que interesan colchones que faciliten la circulación del aire para una correcta ventilación. Respecto a su relativa resistencia a los líquidos, si eres mamá o papá, pocas dudas tendrás: porque tarde o temprano sucederán percances como caca, pis o incluso vómitos.

En cualquier caso, nuestra recomendación son los colchones con fundas que incluyan una alta composición de tejidos naturales como el algodón, para cuidar mejor de la piel de tu bebé. Asimismo, es interesante que cuente con tratamientos contra bacterias y ácaros.

Alergias, irritaciones y otras afecciones

Este último punto es deseable al colchón en su conjunto: presta atención a si disponen de algún tratamiento hipoalergénico, antimoho, antibacterias, antiácaros, etc., de modo que minimicen posibles irritaciones o afecciones cutáneas de tu bebé.

Si tenemos en cuenta que la piel de los niños es especialmente sensible, los escapes nocturnos de pipí, su mala termorregulación y que cuando más se usan estos colchones es en verano, mejor mantener a raya la humedad en el colchón.
Colchón de cuna con funda

Antes hablábamos de la posibilidad de retirar la funda y meterla en la lavadora, pero también hay colchones lavables a mano o incluso a máquina, un extra que agradecerás para mantenerlo tan higiénico como el primer día. De lo contrario, puede ser la puerta a posibles problemas de salubridad.

Certificados

Aunque lo ético y esperable de un fabricante es que ofrezca las características reales de su colchón, a veces hay estrategias de marketing y lenguaje enrevesado que nos pueden hacer creer cosas que no son ciertas.

Ante la duda, mejor apostar por un modelo que cuente con certificados de calidad e higiene.

Estos certificados de calidad han sido definidos por entidades neutras, testadas en laboratorios certificados y avalados por instituciones externas. Para un colchón para cunas de bebé de viaje interesan especialmente los de calidad, medio ambiente e higiene:

  • El sello CE significa que el producto en cuestión ha pasado las pruebas de calidad y seguridad exigidas por la UE, de las más exigentes del mundo.
  • La OekoTex Standard 100 certifica que los materiales empleados son seguros para el bebé al no contener sustancias nocivas para la salud.
  • El CertiPur es un certificado estadounidense de calidad y seguridad en la espuma empleada en el colchón, asegurando que los materiales empleados no contienen ni emiten sustancias tóxicas.

Preguntas frecuentes

Las dimensiones de un colchón de cuna de viaje pueden variar, si bien el tamaño más habitual es el estándar, lo que te garantizará la compatibilidad con la mayoría de cunas. Así, tiene una longitud de 120 cm y una anchura de 60 cm. No obstante, el grosor puede variar desde una horquilla de 4 a 8 centímetros.

La densidad de un colchón está directamente relacionada con el soporte que ofrece, así como con su firmeza, si bien el material empleado también tiene mucho que decir.

Considerando que se trata de colchones infantiles y su escenario de uso ocasional, con que alcancen los 18 kg/m3 será más que suficiente.

No existe un colchón perfecto para todos los niños, si no que dependerá de su talla, peso, hábitos a la hora de dormir y posibles problemas.

De forma general se recomienda que sean resistentes, con buena transpirabilidad y que ofrezcan un equilibrio entre soporte para evitar que se hundan pero al mismo tiempo que se adapten a las formas.

Para evitar posibles accidentes originados por el hundimiento del bebé dentro del colchón impidiendo su correcta respiración, los colchones antiahogo disponen de perforaciones en su estructura y de un perímetro de seguridad con mayor firmeza para evitarlo.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 1 Promedio: 5)

También te podría interesar:

Los 5 mejores colchones de cama individual (90×190 cm)

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad …

Leer más →

Los 5 mejores colchones para tienda de campaña

Prepara tu próxima acampada con un colchón para la tienda …

Leer más →
Destacada colchones plegables

Los 10 mejores colchones plegables de 2022

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad …

Leer más →
Ir arriba