Las 10 mejores almohadas cervicales de 2021

Si notas el cuello dolorido al comenzar el día, o si no tienes un descanso de calidad, es el momento de cambiar la almohada. Hemos probado varias almohadas cervicales para ayudarte a decidir cuál se ajusta más a tus necesidades.

Productos analizados

19

Productos analizados

Tiempo invertido

35

Días invertidos

3

Evaluadores expertos

Opiniones usuarios

206

Opiniones revisadas

Publicado por:

Dormimos al día entre 6 y 8 horas, lo que equivale a decir que pasamos unos 106 días al año descansando. Pero si el sueño no es de calidad, y viene acompañado de incomodidad o interrupciones, ese tiempo juega en contra de nuestra salud.

Evidentemente, el colchón juega aquí un papel fundamental, pero podemos olvidarnos de la almohada. Por muy bueno que sea el primero, si no eliges una almohada correcta es muy posible que sigas durmiendo mal. 

Por eso las almohadas cervicales son una estupenda opción para asegurar un buen descanso.

Actualmente se fabrican casi íntegramente en espuma viscoelástica de memoria. Este material se amolda a nuestro cuello y cabeza, ejerciendo la presión correcta y manteniendo la curva natural de la columna a la altura de las cervicales. Además recupera su forma original en pocos segundos, por lo que nuestra almohada mantiene su dureza durante mucho tiempo.

En el mercado hay muchos modelos con formas, durezas, materiales y características diferentes. Piensa que elegir una buena almohada es una cuestión muy personal, porque depende de la manera de dormir y la morfología de cada uno. 

Para darte diferentes opciones, hemos hecho una selección de almohadas cervicales, valorando sus características y las opiniones de los usuarios.

Tempur mini inicio Tempur La mejor almohada cervical calidad-precio Ver detalles Ver precio
Power Of Nature mini inicio Power Of Nature La mejor almohada cervical barata Ver detalles Ver precio
UMI mini inicio UMI La mejor almohada cervical con altura ajustable Ver detalles Ver precio

Además, para ayudarte a elegir, hemos preparado una tabla comparativa y una completa guía de compra, para que sepas a qué debes prestar atención antes de comprar tu almohada cervical.

Tabla de contenidos

Las 10 mejores almohadas cervicales

La mejor almohada cervical en firmeza media

Por un módico precio, Power Of Nature te ofrece una almohada cervical sencilla, pero con una firmeza media que puede gustar a una amplia gama de durmientes.

  • Dimensiones: 60 x 35 cm
  • Altura: 11 / 9 cm
  • Material: espuma viscoelástica de memoria con densidad 50

Como es habitual en este tipo de almohadas, la Power Of Nature está fabricada en espuma viscoelástica con memoria y recuperación de forma lenta en 5 segundos.

Esto se traduce en una firmeza media, aunque este criterio resulta bastante subjetivo. Hay usuarios a los que no les convence este dato: algunos la encuentran dura y otros blanda. 

Evidentemente, en gustos no hay nada escrito, pero a nosotros nos ha parecido cómoda, sobre todo si eres de los que cambian mucho de postura al dormir. Te permite descansar de lado, boca arriba o boca abajo. 

Además, la almohada lleva una cubierta superior resistente a los ácaros del polvo, lo que la mantiene higiénica.

La funda es de bambú, con forma de malla para más transpirabilidad. Así el textil disipa mejor el calor que generan las espumas con memoria, ayudando a descansar. 

Puedes sacarla fácilmente mediante una cremallera oculta en un lateral y puedes lavarla en la lavadora a 30°C (solo la funda: recuerda que lavar la almohada no es una buena idea, porque la espuma viscoelástica es muy difícil de secar).

En cuanto la recibas, ten un poco de paciencia. Las recomendaciones del fabricante son que dejes reposar la almohada entre tres y cinco días sin utilizar en un lugar fresco y aireado para que adopte su forma natural, y de paso se ventile, perdiendo el olor a cerrado.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Por su relación calidad-precio, es una de las más vendidas.

La almohada cervical para hacer el cambio a un modelo ortopédico

Si nunca has dormido con una almohada ergonómica de este tipo, es una estupenda opción para irte acostumbrando. Su forma es ortopédica y evita que fuerces el cuello por la noche.

  • Dimensiones: 60 x 40 cm
  • Altura: 11/9 cm
  • Material: espuma con memoria densidad 40

Al probar esta Dreamzie nos ha llamado la atención que el centro no tiene una forma tan pronunciada como suele ser habitual en estos modelos. Esto la convierte en una almohada que puedes emplear como transición hacia otra más firme. 

Como el hueco central no está tan marcado y no se “encaja” tanto en la curva del cuello, ayuda mucho la funda antideslizante que la recubre, que además está hecha con poliéster y viscosa de bambú. Este tejido natural de la funda le da un tacto suave y la hace muy transpirable. 

Mira qué más te ofrece este accesorio de descanso:

  • La almohada cervical y ortopédica está elaborada con espuma de memoria de forma de densidad 40D, lo que promete un descanso firme.
  • Cuenta con las certificaciones Oeko-Tex® Standard 100 y CertiPUR™ The PU-Foam SHE Standard, lo que te garantiza que no tiene trazas de productos químicos nocivos.
  • Incluye dos fundas: una en contacto con la espuma y otra exterior, de bambú y antideslizante por la cara sobre la que dormimos. Esta última es extraíble y lavable a máquina, a un máximo de 40ºC.
  • Para que la pruebes a gusto, esta almohada cervical tiene un plazo de devolución de 30 días.

Al abrirla y esperar a que coja forma, notarás el peculiar olor que despide la espuma viscoelástica. El fabricante recomienda que la dejes ventilar de 24 a 72 horas. 

Si ves que persiste, no te preocupes, por las certificaciones ecológicas OEKO TEX y CertiPUR que avalan esta almohada cervical Dreamzie, sabemos que el olor no procede de químicos perjudiciales.

Si aún así te molesta, siempre puedes perfumar la funda o espolvorea directamente sobre la almohada bicarbonato de sodio o ácido bórico en polvo. Después de media hora, aspíralo con una boquilla limpia, y el olor habrá desaparecido.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Por su curva poco pronunciada, es una buena almohada de transición hacia un modelo cervical.

La almohada cervical más fresca

El gel de la capa superior de la almohada Supportiback consigue minimizar el calor típico de la mayoría de espumas viscoelásticas, para aportar un mayor descanso.

  • Dimensiones: 55 x 31 cm
  • Altura: 10/8 cm
  • Material: espuma de memoria de alta densidad + gel

No es ningún secreto: la espuma viscoelástica da calor, y eso a mucha gente le resulta molesto porque dificulta conciliar el sueño. La mayoría de las marcas lo combaten mejorando el material, combinando distintas densidades y añadiendo capas porosas en el exterior. 

Supportiback, en cambio, ha optado por una solución más ingeniosa: añadir en la parte superior de la almohada un gel disipador de calor, que además le añade un puntito mullido extra. 

A ello se suma su funda transpirable hipoalergénica, para reducir el calor y terminar de redondear la calidad del sueño. 

¿Qué más nos ofrece esta almohada cervical?

  • Han consultado a médicos para el diseño, buscando la mejor ergonomía.
  • Funda con cremallera para que puedas quitarla (es un poco ajustada) y lavar en la lavadora.
  • Además, la funda es hipoalergénica y resistente a los ácaros. La almohada no tiene ftalato, látex, plomo o BPA, así que es genial para evitar alergias. Con certificado CE. 
  • El fabricante da un periodo de prueba de 30 días.
  • Con la compra te regalan el ebook Salud de tu Espalda, con ejercicios sencillos para evitar los dolores de espalda y cuello, valorado en 19 €.

Si sueles dormir boca arriba o de lado, cuenta con que la de Supportiback es un poco más baja de lo habitual y quizá no te resulte del todo cómoda. A cambio, se recomienda especialmente para personas de tamaño pequeño, adolescentes o si te gusta dormir boca abajo.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Una almohada cervical para dormir a pierna suelta toda la noche, incluso si eres una persona «calurosa».

La mejor almohada cervical con forma de mariposa

Misiki te ofrece un diseño de almohada cervical con forma anatómica de mariposa, que se adapta a diversas formas de dormir, sobre todo si tiendes a llevar los brazos a la cabeza.

  • Dimensiones: 64 x 39 cm
  • Altura: 12/8 cm
  • Material: espuma de memoria de alta calidad

Entre la forma, la espuma de dureza media y la textura de su funda, en esta almohada todo está pensado para que descanses cómodamente.

El centro de la almohada Misiki dispone de un canal cervical que obliga a tu cuello a mantenerse recto y relajado, con la cabeza apoyada justo en el centro. Y esto se logra por ambos lados de la almohada, que tienen una diferencia de altura de cuatro centímetros para que elijas la que mejor se adapta a tu morfología. 

Soporte brazos

1 of 4

Soporte cabeza

2 of 4

Soporte ceervicales

3 of 4

Soporte cabeza

4 of 4

Los añadidos de espuma de viscoelástica más baja que tiene en los lados te facilitarán  dormir con los brazos junto a la cabeza

Todo este diseño repercute en un mejor descanso, tanto si duermes boca arriba como de lado. En este último caso, es mejor que te acuestes sobre una de las alas para que el corte inferior encaje con la curva de tu hombro.

En cambio, si sueles dormir boca abajo es mejor que busques otra almohada más baja porque la forma de la Misiki puede forzar demasiado la postura. 

Otra opción que te permite esta almohada es emplearla cuando estés sentado en un sofá o butaca, a modo de cojín cervical para ayudar a reposar toda la espalda. 

El material de la almohada es espuma de memoria de alta calidad, dureza media y resiliencia lenta, que se adapta bien a la forma de tu cuello. Eso sí, ten en cuenta que, una vez desenrollada, adquiere su forma original en 24 horas, así que deberás dejarla reposar antes de usarla.

Funda hipoalergénica

1 of 3

Capa antiácaros

2 of 3

Espuma alta densidad

3 of 3

Además, la funda es hipoalergénica y de tacto muy suave. Nos gusta que se pueda sacar y lavar a máquina a un máximo de 40°C, facilitando así la higiene y el cuidado de la almohada.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Si eres de los que duermen con los brazos en alto, es la mejor almohada cervical para ti.

La mejor almohada cervical hipoalergénica

La almohada cervical NuMOON – Third of Life prescinde de la típica forma de ola para ofrecer un modelo más similar al de una almohada tradicional. Así podrás usar tu ropa de cama sin problemas sin renunciar a la ergonomía.

  • Dimensiones: 56 x 40 cm
  • Altura: 12/10 cm
  • Material: espuma viscoelástica de memoria con carbón de bambú

En cuanto abres el paquete de la almohada cervical NuMOON y dejas que recupere su forma, lo primero que ves es que se parece mucho a las almohadas de siempre. Aunque en cuanto apoyas la cabeza y notas cómo responde a la presión del cuerpo, ya sientes la comodidad. 

En realidad no es una almohada totalmente plana. Entre lado y lado hay dos centímetros de diferencia, tan progresivos que el salto no se nota. Así que puedes dormir usando cualquier extremo, aunque la postura lógica la marca una hendidura lateral, para encajar el cuello. 

Su forma ergonómica cuenta con certificación IGR, y está recomendada para dormir en cualquier postura excepto boca abajo.

Viscoelástica hipoalergénica

1 of 4

Funda transpirable

2 of 4

Funda de regalo

3 of 4

Funda con aloe vera

4 of 4

Las características de la espuma viscoelástica y sus dos fundas (más una de repuesto) hacen que sea perfecta para personas con alergia:

  • Por su diseño, regula la humedad y la temperatura.
  • La espuma viscoelástica es de color negro debido a que está fabricada con carbón de bambú resistente a los ácaros y tiene un tratamiento antibacterias.
  • La funda intermedia se ha tratado con Greenfirst, una protección antiácaros que incorpora limón, lavanda y eucalipto, pensada para quien sufre asma o alergias.
  • Además, incorpora en su composición un tejido doble de viscosa de bambú, que la hace transpirable y muy resistente, y contiene extracto de aloe vera. Esta planta aporta propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que cuidan nuestra piel mientras descansamos.
  • La funda exterior es de algodón egipcio, muy suave y elástica, que no hace bolas.
  • No tiene el típico olor químico que se aprecia en la mayoría de almohadas nuevas.
  • Y un detalle que nos ha gustado es que incluye una funda exterior de repuesto de regalo, algo muy útil porque, con el tiempo, es recomendable cambiarla para una mayor higiene.

La espuma de la NuMOON – Third of Life es tan flexible que se puede enrollar cómodamente, así que es una buena opción si te la quieres llevar de viaje.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Si te cuesta acostumbrarte a la curva habitual de las almohadas cervicales, esta NuMOON te gustará.

La almohada cervical más completa

Esta almohada cervical Levesolls se puede regular a dos alturas, la espuma tiene un gel disipador de calor e incluye dos fundas de bambú antialérgicas.

  • Dimensiones: 60 x 36 cm
  • Altura: 12/10 cm ajustables a 9/7 cm
  • Material: espuma viscoelástica con gel disipador de calor

Uno de los rasgos que nos ha parecido más interesantes de la Levesolls es que, a la habitual espuma viscoelástica, le han añadido pequeñas partículas de gel goma espuma. 

¿Qué quiere decir esto? Que a la adaptabilidad de la viscoelástica (en este caso, quizá es un poco blando) se suma la capacidad del gel de absorber el calor. Lo que hemos notado es una temperatura constante mientras descansamos, que te vendrá de perlas si vives en un clima cálido. 

Y hay otro rasgo distintivo: la almohada se compone de tres piezas. Si quitas la intermedia, podrás regular la altura hasta tres centímetros. Así te aseguras encontrar la postura adecuada, o, si tiene que usar la almohada a otra persona, podrá adaptarla a su gusto. 

Nos parece un acierto que incluya dos fundas, una para cada altura, porque así la almohada no se mueve, sea cual sea la opción elegida.

Las fundas están compuestas en un 60% de poliéster y en un 40% de fibra de bambú natural. Este material absorbe el sudor y es muy transpirable, así que complementa el gel de la espuma. 

El textil cuenta con la certificación Oeko-Tex® Standard 100 y se puede lavar en lavadora. Además, la cremallera de las fundas está muy camuflada y no molesta al dormir. 

La almohada cervical Levesolls ofrece la garantía habitual de dos años, pero añade un mes de prueba por si después de usarla unos días no termina de convencerte.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Una almohada cervical regulable, ideal para climas cálidos.

La mejor almohada cervical ortopédica y de gran altura

Una almohada alta con una ergonomía especial para reducir el dolor de cuello durante el descanso.

  • Dimensiones: 64 x 36 cm
  • Altura: 13,5/8,5 cm
  • Material: espuma viscoelástica de memoria

En cuanto ves esta almohada cervical, te das cuenta de que estás ante un modelo diferente a la mayoría de los que hay en esta lista. 

Es porque ha sido diseñada con un hueco especial para el cuello que lo sujeta suavemente y te obliga a colocar la cabeza en el centro mismo de la almohada.

La forma de los laterales es para colocar los brazos. Tanto si duermes boca arriba como boca abajo, y los elevas sobre la cabeza, comprobarás la comodidad de esta almohada cervical, ya que los laterales ascendentes permiten descansar también los brazos.

Viscoelástica

1 of 3

Funda transpirable

2 of 3

Desenfundable y lavable

3 of 3

Todo este diseño te favorece si eres de los que se mueven mucho durante la noche porque el diseño de la almohada te guía para mantener una buena postura. Eso sí, hemos comprobado que la espuma es tirando a firme, por lo que puede resultarte dura sobre todo boca abajo.

Esta es la característica más llamativa, pero tiene otras que conviene revisar antes de decidirnos por este modelo:

  • La almohada está realizada en espuma viscoelástica de memoria y rebote lento. Es transpirable, lo que evita que la humedad cree mohos en su interior, y facilita el descanso al ser fresca.
  • Aunque agradable, la funda de la almohada está realizada en rayón y poliéster y la verdad es que preferimos las fibras naturales. 
  • Aún así, no te preocupes por los químicos perjudiciales, ya que está avalada con la certificación RoHS (restricción de sustancias peligrosas).
  • Incluye bolsa plástica de transporte, para un fácil traslado.

Otro punto a tener en cuenta en la almohada cervical Marnur es su tamaño, más grande de lo normal y su altura. En su parte más alta tiene 13,5 cm, que justo es la que tiene la forma del cuello. Es un diseño interesante si duermes boca arriba, pero quizás no es ideal para personas menudas o niños.

También se puede dormir del otro lado y la altura baja 5 centímetros, pero perdemos gran parte de la ergonomía.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

A medias entre la forma rectangular y de mariposa, esta almohada cuida especialmente la ergonomía.

La mejor almohada cervical de calidad garantizada

Tempur es la marca pionera en la creación de lo que ahora conocemos como almohada cervical y cuenta con una larga experiencia, lo cual nos sitúa en un producto de alta gama (y precio acorde).

  • Dimensiones: 50 x 31 cm
  • Altura: 10/7 cm
  • Material: espuma TEMPUR©

Hace años, Tempur innovó en el mercado con una almohada cervical que ha marcado el camino para el resto de los competidores. Sus productos están muy estudiados ergonómicamente, hasta el punto que en el mismo modelo ofrecen diferentes tallas, con grosores diferentes. 

Así, la talla L nos da 11,5 cm de altura en la parte más elevada, la M 10 cm, la S corresponde con 8 cm y la XS con 7 cm. Además cuentan con una talla Jr de 7 cm de altura y un diseño más sencillo, para los más pequeños de la casa. 

En cualquier caso, para esta comparativa nosotros hemos probado la talla M.

El material empleado es exclusivo de su marca,una evolución del material viscoelástico común con el que buscan una mayor adaptabilidad y capacidad de recuperación. 

La firmeza es un criterio subjetivo, pero nuestra impresión es que esta almohada acompaña el movimiento y se adapta al peso con muy buenos resultados, así que en nuestra opinión sería media. 

Es una almohada muy cómoda y sin florituras. La funda es sencilla, se puede quitar cómodamente y es lavable. 

Además, la marca ofrece una garantía mucho mayor de lo habitual: tres años.

Aunque te irá bien si duermes boca arriba, la marca la recomienda especialmente para dormir de lado.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

La almohada cervical original, con garantía de una marca con experiencia y de toda la vida como es Tempur.

La almohada cervical para dormir en cualquier posición

UTTU ha creado una almohada cervical regulable en altura, con excelentes materiales y garantía extendida.

  • Dimensiones: 60 x 36 cm
  • Altura: 12/9 cm en la parte alta y 10/7 cm en la baja
  • Material: viscoelástica UTTU Dynamic©

Te encuentras ante una almohada ortopédica de diseño ergonómico fabricada en espuma viscoelástica con una fórmula patentada, lo que la marca llama UTTU DYNAMIC ©.

Una de sus principales características es que se mantiene inalterable ante el cambio de temperaturas. Algo que te vendrá bien si vives en zonas de clima extremo, porque la firmeza será la misma haga frío o calor. 

Profundicemos en las características más ergonómicas de esta almohada viscoelástica:

  • Altura ajustable gracias a una capa intermedia de quita y pon, que permite pasar de los 12-10 cm originales a 9-7 cm. De este modo, es más fácil encontrar la altura adecuada, ya duermas boca arriba, de lado o boca abajo.
  • Diseño ergonómico terapéutico que se ajusta a la curva natural del cuerpo y sujeta la cabeza y el cuello para garantizar una buena postura sin perder comodidad. 
  • Como es habitual, la espuma de la almohada tiene memoria, lo que significa que vuelve a su forma original en cuanto nos levantemos, con una recuperación de 5 segundos.

En la parte exterior la funda es extraíble y lavable en la lavadora. En su composición cuenta con un 60 % de poliéster y un 40 % de bambú, gracias a lo cual es hipoalergénica y tiene propiedades antiácaros

Además la funda es multicapa, con malla en los dos lados, lo que la convierte en muy transpirable y mantiene la almohada en condiciones óptimas.

La almohada está avalada por varias certificaciones internacionales: OEKO-TEX Standard 100, ISPA (International Sleep Products Association), CertiPUR ™ The PU-Foam SHE Standard. Entre todas garantizan la durabilidad y rendimiento del material, y confirman que está fabricada sin formaldehído, mercurio, plomo ni metales pesados.

Nos gustan sus 96 días de prueba en casa, uno de los periodos más largos que hemos visto en este tipo de productos, y sus 5 años de garantía, también de las más amplias.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Una almohada cervical ajustable y con varias certificaciones de calidad.

La mejor almohada cervical de altura regulable

La UMI es la número uno de nuestra lista por su firmeza, transpirabilidad y, sobre todo, por la posibilidad de regular la altura.

  • Dimensiones: 60 x 35 cm
  • Altura: 13/9 y 11/7 cm
  • Material: espuma viscoelástica con tecnología de Air Cell

Uno de los grandes puntos a favor de la almohada UMI es que cuenta con la posibilidad de regular la altura a través de las tres piezas desmontables de su interior. Si quitas la espuma del medio, la altura baja tres centímetros de cada lado. De ese modo podrás elegir dormir sobre cuatro alturas diferentes.

Ten en cuenta, sin embargo, que si escoges la altura más baja, la funda exterior queda un poco holgada. 

Echemos un vistazo a sus características principales:

  • La espuma con tecnología de Air Cell no solo es diez veces más transpirable que las espumas viscoelásticas convencionales, según el fabricante, sino que además aporta ligereza a la almohada. Solo pesa 800 gr.
  • La funda de la almohada es extraíble, se puede lavar a máquina y admite la secadora. En su composición tiene extractos de aloe vera. Te irá bien si tienes alguna alergia, pero ten en cuenta que no es antiácaros.
  • Nos gusta su prueba de sueño de 120 noches. No hay como probar una almohada durante unos días para saber si es la tuya, así que aquí tienes margen. Y también su larga garantía de 5 años.
  • No contiene químicos perjudiciales, formaldehidos, mercurio ni metales pesados, tal y como lo certifican Oeko-Tex® Standard 100, ISPA (International Sleep Products Association), CertiPUR ™ The PU-Foam SHE Standard.

Esta almohada cervical UMI emplea espuma viscoelástica de muy buena calidad, con estructura en forma de panal que aporta transpirabilidad. Además, la temperatura no afecta a su maleabilidad y responde siempre del mismo modo, haga frío o calor.

Económica
Transpirabilidad
Firmeza

Una almohada cervical viscoelástica que suma varias funcionalidades y gran seguridad, a precio asequible.

Comparativa de las mejores almohadas cervicales

En esta tabla encontrarás la comparativa de las mejores almohadas cervicales calidad-precio que hemos analizado.

Nota: si ves la tabla en móvil, desplázala con el dedo para ver todo su contenido.

Modelo Material almohada Material funda Tamaño (cm) Altura lados
Power Of Nature
Power Of Nature
Espuma viscoelástica 50D 100% poliéster 60 x 35 11/9 cm Ver precio
Dreamzie
Dreamzie
Espuma viscoelástica 40D Poliéster y viscosa de bambú 60 x 40 11/9 cm Ver precio
Supportiback
Supportiback
Espuma de memoria de alta densidad Premium con gel Sin especificar 55 x 31 10/8 cm Ver precio
Misiki
Misiki
Espuma de memoria de alta calidad Sin especificar 64 x 39 12/8 cm Ver precio
NuMOON
NuMOON
Espuma viscoelástica con carbón de bambú Tejido doble viscosa de bambú, extracto aloe vera 56 x 40 12/10 cm Ver precio
Levesolls
Levesolls
Espuma viscoelástica Premium con gel 60% poliéster y 40% fibra bambú natural 60 x 36 Regulable 10/12 y 9/7 cm Ver precio
Marnur
Marnur
Espuma viscoelástica de memoria Rayón y poliéster 64 x 36 13,5/8,5 cm Ver precio

Tempur
Espuma Tempur© Sin especificar 50 x 31 10/7 cm Ver precio
UTTU
UTTU
Espuma viscoelástica UTTU Dynamic© 60% poliéster y 40% bambú 60 x 36 Regulable 12/10 cm y 9/7 cm Ver precio
UMI
UMI
Espuma viscoelástica con tecnología Air Cell Contiene aloe vera 60 x 35 Regulable 13/11 y 9/11 cm Ver precio

¿Qué firmeza estás buscando?

Encuentra en esta gráfica comparativa la almohada cervical que mejor se adapte a la firmeza que buscas.

¿Cuál es la mejor almohada cervical? Nuestras recomendaciones

Finalmente, estos son los modelos que te recomendamos según tus necesidades y presupuesto:

Mejor almohada cervical calidad-precio

La marca es la pionera en la creación de almohadas cervicales, lo que garantiza la calidad de este producto, que puede considerarse de alta gama.

Además, la tienes en varias tallas para encontrar el ajuste perfecto.

Mejor almohada cervical barata

Esta almohada cervical tiene espuma de memoria de alta calidad hipoalergénica, combinada con una funda de fibra de bambú.

Su forma ergonómica y su firmeza media te permiten descansar cómodamente, sin tener que invertir demasiado en la almohada.

Mejor almohada cervical con altura ajustable

UMI

Además de tener tres piezas interiores que permiten regularla en altura, esta almohada cervical está realizada con espuma viscoelástica resistente a los cambios de temperatura. También ofrece 120 días de prueba en casa y 5 años de garantía.

Mejor almohada cervical para alérgicos

La espuma viscoelástica está fabricada con carbón de bambú, un material resistente a ácaros y bacterias. La funda es de algodón egipcio y de bambú con aloe vera. Esto la convierte en una buena opción para personas con alergia, asma o problemas respiratorios.

Guía para comprar la mejor almohada cervical

Si repetidamente te despiertas con rigidez en el cuello, tortícolis, dolor de cabeza o alguna molestia en la espalda, probablemente se deba a que la almohada que estás utilizando no es la adecuada para adaptarse a tu fisionomía y forma de dormir.

Por un lado, deberías elegir una almohada que mantenga tus vértebras cervicales alineadas con las torácicas, respetando la curva natural de tu columna. Y, por el otro, la altura debe teambién tener en cuenta si duermes de lado, de espaldas o boca abajo.

En cuanto encuentres la almohada cervical idónea, tras unas noches de adaptación notarás que descansas mejor y te levantas más relajado.

Las almohadas cervicales se fabrican ya casi exclusivamente en espuma viscoelástica –de diversas gamas y propiedades-, porque tienen la capacidad de variar de forma según la presión y temperatura del durmiente, siendo muy adaptables.

¿Qué es la espuma viscoelástica y en qué se diferencia del látex?

La espuma viscoelástica es un material sintético hecho de poliuretano que desarrolló la NASA en los años 60 para aliviar la presión en el cuerpo de los astronautas. No fue hasta 30 años después cuando se incorporó a los hogares en forma de colchones y almohadas. 

Este material está formado por células abiertas que dejan pasar el aire por su interior, logrando mejor higiene al no acumularse tantas bacterias de humedad o ácaros, como con otros materiales o tejidos.

Otra de las características de este material es que también es muy sensible a la temperatura.

Cuando hace más frío se endurece y con el calor se ablanda, por eso se amolda a tu cuerpo cuando te tumbas.

Cada espuma tiene una densidad y firmeza diferentes y se considera que cuanto mayor es la densidad de la espuma, mejor es la calidad

El resultado de todo esto es que la viscoelástica logra que la almohada se adapte a ti y no al contrario. 

Esta es la manera en la que consigue redistribuir el peso y reducir la presión en tu columna, mejorando tu circulación sanguínea. En consecuencia, obtienes un sueño de mayor calidad, ya que la comodidad alarga la fase de sueño profundo.

Desde su descubrimiento, la espuma viscoelástica ha avanzado mucho y uno de sus logros es que ahora mismo casi todas su variedades tienen memoria lenta, lo que equivale a decir que vuelven a su posición original a los pocos segundos desde que tu cuerpo deja de ejercer presión sobre ellas. Es decir, no se deforma con el uso. 

¿Y qué pasa con las almohadas de látex, que estaban tan de moda hace unos años?

El látex es un material que proviene de la resina de los árboles. Su mayor peso, y que las bacterias de la humedad se quedan en él, hace que haya quedado un poco relegado. 

Si ahora mismo optas por una almohada de este material, asegúrate que tenga un gran porcentaje de látex y que sea perforado, para conseguir una mayor transpiración.

También es bueno que contenga algún elemento que contrarreste el calor que genera este material.

En principio, entre una viscoelástica y un látex de gama media, la primera es más adaptable e higiénica. Por si te ayuda a decidirte.

Cuándo es recomendable una almohada cervical

Los beneficios de una almohada cervical van más allá de mejorar tu descanso. Estos son algunos de los beneficios que puedes conseguir con un uso habitual:

  • Aliviar dolor o acelerar la recuperación tras un traumatismo, lesión o contractura. Como la almohada soporta las vértebras, el cuerpo se relaja y las contracturas se recuperan más fácilmente.
  • Evitar dolores crónicos de cuello. Muchos de ellos suelen ser posturales y el descanso en una de estas almohadas puede ayudar a que remitan o se reduzcan.
  • Reducir ronquidos. Muchas veces estos responden a una postura corporal incorrecta; al alinear cabeza y cuello se respira mejor.
  • Apnea del sueño. Como en el caso de los ronquidos, corregir la postura corporal reduce este problema, si el origen es la forma de dormir.
  • Reducir el insomnio y todos sus efectos secundarios, como los dolores de cabeza y agotamiento matinal.
  • Mejorar la calidad del sueño y del descanso. Aunque no tengas dolores, es posible levantarse con más energía y de buen humor. No te resignes a un sueño mediocre.

Como último apunte, y aunque muchos fabricantes no lo indiquen, una almohada cervical no está especialmente aconsejada para quienes duermen boca abajo.

Si eres de los que dan vueltas cambiando de postura varias veces durante la noche, alguno de los modelos más bajos de nuestra lista te puede ir bien.

Qué tener en cuenta para elegir una almohada cervical

Altura de la almohada

Si duermes de lado, tu cabeza, cuello y columna deberían estar alineados, del mismo modo que cuando estás de pie. Si esta es tu forma de dormir, necesitarás un modelo con más altura, ya que los hombros hacen que la columna esté en una curva ascendente.

Cuando te tumbes sobre tu almohada boca arriba, la cabeza tiene que quedar totalmente apoyada en el centro de la almohada, mientras que los hombros deben estar sobre el colchón.

Todo esto te dará pistas de la altura que debe tener tu almohada y cuál de los dos lados te va mejor, ya que uno de ellos es más bajo que el otro para que puedas decidirte.

Actualmente, hay modelos ajustables en altura. Incorporan una pieza central que puede sacarse y puedes elegir entre varios tamaños. Esta es una buena opción si te inicias con estas almohadas y no tienes claro qué altura elegir.

No todas las almohadas dan esta opción. A cambio, otros fabricantes ofrecen la posibilidad de comprar el mismo modelo de almohada en diferentes tallas de altura.

Ganadora: UMI

Entre las varias almohadas que permiten ajustar el tamaño eliminando su pieza central, consideramos a UMI la ganadora. Es la única que nos da cuatro centímetros de diferencia, permitiendo pasar de 13 a 9 cm en la parte alta, y de 11 a 7 cm en la baja.

Finalista: Levesolls

La justa finalista en cuanto a altura es este modelo también ajustable en altura, esta vez en unas medidas más estándar. Sus 12/10 cm originales pueden convertirse en 9/7 cm tras retirar la pieza intermedia.

Densidad y firmeza de la espuma viscoelástica

Como ya te habíamos indicado, cada almohada tiene una dureza característica que ofrece la marca. Sin embargo, muchos fabricantes no indican en la descripción técnica un dato objetivo para valorar. 

Es importante que definas si te gusta una textura tirando a dura o blanda y luego, si no encuentras el tipo de dureza en la descripción, tendrás que fiarte de los comentarios de los anteriores compradores.

Ganadora: Power Of Nature

Con una densidad de 50 D, esta almohada viscoelástica es una de las más firmes que hemos encontrado. De buena calidad y muy consistente, eligela si te gustan ese tipo de texturas. Es una de las preferidas por los usuarios, por algo será.

Finalista: Dreamzie

Un poco por debajo de la ganadora, la Dreamzie tiene una densidad 40 D. Sigue siendo firme, pero ya más recomendada si prefieres una dureza media al dormir.

Tejido de la funda

Es la barrera entre la almohada y el exterior, así que si cuidas la funda también alargas la vida de tu almohada.

Aunque a primera vista parece algo menor, la funda y la propia almohada forman un tándem, se diseñan como una unidad a nivel de mullido o higiene.

Los materiales de la funda suelen ser transpirables, para contrarrestar el calor que generan muchas almohadas viscoelásticas, y a menudo añaden componentes naturales como el aloe vera o el bambú, que son amigables con la piel.

Si tienes alguna alergia, elígela antiácaros e hipoalergénica y tendrás el éxito asegurado.

Si no vas a usar una funda adicional (por ejemplo dentro de un juego de sábanas) intenta siempre que sea de tejidos naturales, extraíble y lavable.

Aunque no son todos, hay algún fabricante que ofrece modelos que traen dos fundas para tener una de repuesto. Esto es muy útil sobre todo en almohadas con altura regulable.

En caso de no disponer de esta segunda funda y necesitarla, cómprala diez centímetros más larga y más ancha que tu almohada. Por ejemplo, para una almohada de 60 x 40 usa una funda de 70 x 50, e incluso un poco superior de ancho si tienes un modelo de altura elevada.

De este modo cuentas con unos centímetros de margen para poder colocar la funda cómodamente y evitas que la almohada quede “embutida”, dejando espacio para que recupere su forma después de cada uso.

Ganadoras: Levesolls y NuMOON

En este apartado tenemos un merecido empate entre Levesolls y NuMOON porque ambas traen dos fundas para tener siempre una de repuesto, y además las dos incorporan materiales naturales en ellas. Las dos fundas de Levesolls son de diferentes tamaños –por si sacas la pieza intermedia, reduciendo su altura- y llevan en su composición bambú natural, que tiene la particularidad de absorber el sudor, es antiácaros, antialérgica, muy transpirable e inodora. Por su parte, las fundas de NuMOON tienen tejido doble de viscosa de bambú y aloe vera. El bambú es transpirable y da resistencia a la funda, mientras que el aloe vera le confiere propiedades antibacterianas, hidratantes y antiinflamatorias sobre tu piel.

Textura indeformable con la temperatura

Hasta hace poco, que la espuma viscoelástica se deformase con la temperatura era algo asumido. 

Esto tiene una ventaja: al apoyar la cabeza, el propio calor corporal “ablanda” la superficie y consigue que se adapte mejor a la forma del cuerpo. 

Sin embargo, si la temperatura en la habitación sube mucho, la almohada pierde firmeza, y con el frío la encontramos tan dura que no se adapta bien. 

Actualmente, algunas texturas han evolucionado hasta el punto de que su firmeza permanece inalterable durante todo el año

Si vives en una zona climática de extremos o en una casa con poco aislamiento, quizás una almohada de estas características sea la que tú necesitas.

Ganadora: UMI

UMI cuenta para su almohada con espuma viscoelástica resistente a la temperatura. Mantiene su nivel de dureza en cualquier tipo de clima.

Finalista: UTTU

La finalista –muy cerca de la ganadora- es esta almohada de UTTU cuya espuma han bautizado como UTTU Dynamic. La marca ha conseguido un material muy adaptable a la forma del cuerpo, pero además resistente a los cambios de temperatura en el exterior.

Transpirabilidad y frescura

La espuma viscoelástica base en la mayoría de las almohadas cervicales es más transpirable que el látex, pero todavía no ha alcanzado el grado de una almohada tradicional de fibra hueca, por lo que una de las quejas de los usuarios suele ser que pasan calor de noche.

Si es tu caso, párate en especial en esos modelos cuya espuma ha evolucionado hasta hacerla más transpirable, o en los que han sustituido parte de ella por gel disipador del calor.

Ganadoras: Levesolls y UMI

Para combatir el calor, Levesolls ha fundido la espuma viscoelástica con pequeñas partículas de gel, visibles en la almohada debido a su color azul. Con ello, se mantiene la elasticidad de la espuma y se gana en frescor al dormir. Con la misma puntuación está la almohada de UMI. La casa emplea una espuma viscoelástica de última generación denominada AirCell por su estructura de célula abierta de panal. Es diez veces más transpirable –y por tanto menos calurosa- que las espumas convencionales.

Finalista: Supportiback

La solución de Supportiback es diferente e ingeniosa. Lo que han hecho es añadir en la parte superior de la almohada una capa de gel, pensada específicamente para bajar la temperatura.

Prueba y garantía

Tanto si compramos en una tienda física como si lo hacemos online, es difícil comprar una almohada con certeza absoluta. Hasta que no la pruebas durante varias noches seguidas no sabes si has acertado. 

Por eso, si dudas entre dos y uno de los fabricantes te ofrece un periodo de prueba, es algo a tener en cuenta porque puedes probar y devolver el producto sin que te pongan pegas.

Otro parámetro importante es el tiempo de garantía. Dos años es el periodo legal obligatorio, pero hay quien lo eleva hasta cinco, garantizando que la almohada mantendrá sus cualidades durante más tiempo.

Ganadora: UMI

120 noches de prueba, durante las cuales te garantizan la recogida con reembolso, o un reemplazo de almohada si no estás contento con la que te llegó. Y además UMI ofrece la garantía más alta de todas las que hemos visto: 5 años desde la fecha de compra.

Finalista: Tempur

La marca original de almohadas cervicales es equivalente a calidad y fiabilidad. Casi un 100% de clientes satisfechos y tres años de garantía son un aval suficiente para decidirte por esta almohada.

Olores y antialérgias

Cuando desempaquetes tu nueva almohada, es recomendable que la ventiles un par de días antes de usarla para reducir al mínimo su olor a químico. Aún así, hay marcas que trabajan para evitar este olor que, aunque no es perjudicial, a muchas personas les resulta molesto. 

Si tienes alguna alergia, fíjate especialmente en las certificaciones que las avalan, como la Oeko-Tex® Standard 100, ISPA o CertiPUR ™ The PU-Foam SHE Standard. Con ellas se confirma que las almohadas o los textiles de las fundas carecen de químicos nocivos para el ser humano.

Ganadora: NuMOON

Para minimizar el riesgo de alergias, la mayoría de las almohadas viscoelásticas del mercado se centran en el tejido de la funda exterior. NuMOON ha ido más allá y ha fabricado su espuma con carbón de bambú. Es resistente a los ácaros, regula la humedad y elimina olores.

Finalista: Dreamzie

La almohada de Dreamzie cuenta con las certificaciones Oeko-Tex® Standard 100 y CertiPUR ™ The PU-Foam SHE Standard. No hay trazas de químicos nocivos en ellas, así que puedes contar con que va a reducir al mínimo el riesgo de alergias.

Ergonomía

La típica almohada cervical con forma de onda en la parte superior, ha evolucionado en algunos modelos hasta convertirse en un modelo diseñado especialmente para durmientes con formas muy características de dormir. 

Los hay especialmente altos, con hueco para quienes elevan sus manos o brazos sobre la cabeza durante la noche, e incluso modelos para dormir boca abajo. Estas últimas tienen forma de mariposa.

Si tu forma de dormir es peculiar, y las clásicas almohadas cervicales no se adaptan a ella, prueba con estos modelos.

Ganadora: Misiki

Su forma de mariposa está diseñada para que tu cabeza quede justo en el centro de la almohada y el cuello repose con un arco suave. Además es un modelo idóneo si duermes con las manos junto a la cara, o si levantas los brazos por encima de la cabeza.

Finalista: Marnur

Marnur es también muy ergonómica, pero con formas más suaves que la ganadora y con una altura mayor. Si duermes de lado te puede encajar muy bien.

Cuidados de una almohada cervical viscoelástica

El material viscoelástico requiere unos cuidados si quieres que te dure mucho tiempo en buenas condiciones. Como sobre ella pasarás horas, es conveniente que sepas cómo limpiarla y también ventiles tu almohada de vez en cuando al sol. 

Si quieres evitar olores, pon una funda extra. Si aún así necesitas eliminar un olor concreto, espolvorea directamente sobre la espuma bicarbonato de sodio o ácido bórico en polvo. Después de media hora, aspíralo con una boquilla limpia.

El problema de lavar la almohada es el secado: para sacarle el exceso de agua no la retuerzas como harías con una toalla porque dañarás el material. Puedes envolverla en una toalla grande e ir apretándola suavemente para que la toalla absorba el exceso de líquido.

Por último, déjala al sol y cuando esté completamente seca, vuelve a ponerle su funda y colócala en tu cama.

Si es urgente lavarla y no consigues que se seque del todo, recurre al secador (no a la secadora). Piensa que si le pones la funda con humedad, te arriesgas a que crezcan bacterias en su interior.

Qué hacer cuando tu nueva almohada cervical llegue a casa

Seguramente tu almohada llegará enrollada y comprimida en una funda plástica. Lo que debes hacer es quitar el plástico con las manos, sin utilizar ningún objeto punzante que pueda dañarla. 

Según la composición de la almohada notarás un olor más fuerte o suave, dependiendo del material. No es un olor perjudicial pero puede ser molesto, así que déjala ventilando entre uno y cinco días. Luego ya podrás usarla, dándole los cuidados necesarios. 

Para evitar lavar muy a menudo la funda, es una buena idea ponerle un almohadón de algodón fino para protegerla. De esta manera, si la funda original tiene algún tratamiento extra, alargarás su vida útil.

Después de estos pasos, ya estás listo para estrenar tu nueva almohada cervical.

Preguntas frecuentes

Una almohada cervical es un tipo de almohada cuya forma y diseño se adaptan muy bien a la ergonomía de la cabeza y el cuello, ofreciéndoles una buena sujeción y soporte, y permitiendo así un correcto alineamiento de la columna y una cómoda postura al dormir.

Depende de la postura que vayas a adoptar: si duermes boca arriba, utiliza el lado de la almohada con la onda más gruesa para apoyar el cuello. Si duermes de lado o boca abajo, deberás colocar el cuello sobre la onda más delgada. La cabeza siempre debe reposar en el hueco central de la almohada, de manera que la columna vertebral quede bien alineada y sientas que estás en una postura relajada y cómoda.

La mejor almohada cervical será aquella que se adapte a tu morfología y a tu postura al dormir. Para ello, deberás tener en cuenta la posición en la que sueles dormir, la altura de la almohada, su ergonomía y firmeza, el material utilizado y su transpirabilidad. En este artículo te contamos las claves para hacer una buena elección.

Lo más importante es que tengas una buena postura al dormir que te permita relajar el cuello y mantener una buena alineación de la espalda. Para ello, debes elegir la almohada adecuada que se adapte a tu morfología y postura al dormir. Las almohadas cervicales son especialmente útiles si duermes boca arriba o de lado.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 3 Promedio: 5)

También te podría interesar:

Los 10 mejores colchones de 2021

Un buen colchón tendrá un impacto directo en la calidad …

Leer más →

Los 10 mejores colchones viscoelásticos de 2021

Si estás valorando comprar un colchón de viscoelástica para disfrutar …

Leer más →

Los 10 mejores colchones baratos de 2021

Descansar en un buen colchón repercute directamente en tu salud. …

Leer más →
Ir arriba